Agua y politicos

Los científicos y expertos en temas medioambientales vienen diciendo desde hace años que la situación climática del planeta está sufriendo grandes trastornos debido a las permanentes agresiones que el hombre está produciendo sobre el mismo. Sin ir más lejos, a principios de este verano la noticia de que para el año 2080 la temperatura media en nuestro país puede subir 4 grados, la han reflejado todos los medios informativos pero ha pasado desapercibida para la mayoría de la población.

No somos conscientes de lo que esta situación puede suponer pero podemos hacernos una idea si observamos las noticias de huracanes, temporales devastadores, tormentas que se presentan a destiempo, lluvias torrenciales que arrasan todo lo que encuentran a su paso. Estos fenómenos empezamos a tomarlos como algo habitual pero son, sin duda, algo extraordinario que nos viene a decir que algo está pasando, no por la voluntad del Creador, sino como consecuencia de las malas artes de los humanos.

Sabemos, desde hace tiempo, que el clima de la región mediterránea a la que pertenecemos es bastante irregular. Pero, fruto de las agresiones al ecosistema, las alteraciones de las manifestaciones meteorológicas van siendo cada vez mayores. Prueba de ello es que a períodos de grandes lluvias le suceden otros de dura sequía. Pero al parecer ni los ciudadanos, ni los gestores de nuestro recurso más preciado han tomado conciencia de ello.

Y es que cuando se tienen los datos sobre los consumos de agua en Jerez sobre la mesa y se analizan, la reflexión puede poner los vellos de punta.

Dicen los responsables de gestionar nuestra agua que en el año 2003 con respecto al 2002 el consumo de agua en Jerez aumentó 1.085.310 m3, es decir que pasó de 14.029.453 m3 en el 2002 a 15.114.763 m3, lo que supuso un aumento en el consumo del 7,8 %. Y además nos dicen que hasta el mes de abril de 2004 el incremento ha sido del 1,93%. La pregunta que enseguida se nos viene a la mente es que ¿hasta dónde va a llegar esto?. ¿Es posible seguir aumentando el consumo de forma indefinida, cuando lo que llueve es aproximadamente lo mismo o incluso tiende a disminuir?. ¿ Para cuándo se van a dejar las medidas de control y de reducción del consumo? ¿Para cuándo las campañas de concienciación?.

Pero hay cosas que nos dejan perplejos:

- Según datos oficiales, de los 816.000 m2 de jardines de nuestra ciudad, 389.000 m2 se riegan con agua potable; es decir, más del 40%. El modelo de jardinería que se impone, es aquel donde priman las praderas de césped de alto consumo de agua, frente a una jardinería tradicional de bajo consumo.

- Que en un lugar abanderado en la defensa del medio ambiente como es el Zoobotánico de Jerez no se usen las escobas o cepillos y se barra diariamente a golpe de manguera derrochando grandes cantidades de agua.

- El saber que el campo de golf se está regando de forma ilegal con agua potable, a pesar de que la DIA lo prohíbe, y obliga a regar con agua depurada de la EDAR Guadalete. Esta irregularidad está suponiendo un consumo al año de al menos 700.000 m3 de agua potable. Y con la venia de la Consejería de Medio Ambiente. Es el colmo de la perplejidad.

Y otro asunto lamentable es que a los gestores de nuestra ciudad no se les haya ocurrido darle otro destino a los 21 Hm3 de agua depurada, que salen de la EDAR Guadalete, que verterlos directamente al río y no se está aprovechando ni un solo litro para el riego de nuestros jardines diseñados al modelo inglés.

Posiblemente tendremos que lamentar en años venideros la torpeza de nuestros políticos y gestores municipales, cuando se nos presenten varios años seguidos de sequía. Entonces vendrán a decirnos en sus campañas publicitarias, que somos los ciudadanos los responsables de la escasez del recurso, porque cuando nos lavamos los dientes dejamos el chorro abierto en el lavabo. Y mientras ellos se lavarán las manos, derrochando agua, sin que nadie les ajuste las cuentas y les pida responsabilidades políticas por sus despropósitos.




Visitantes conectados: 515