Espectáculo cruel en un coto de caza de Aldeanueva

Zorro atrapado en el lazo

En día de ayer, domingo 29 de enero, miembros de Ecologistas en Acción de Salamanca pudieron comprobar el horrible espectáculo de un mamífero vivo atrapado mediante la utilización de lazos ilegales, y luchando por su supervivencia, en el vallado perimetral del Coto Privado de Caza SA 10.328 situado en Aldeanueva de la Sierra, reiteradamente denunciado por la organización ecologista también por la utilización de cebos envenenados. Ecologistas en Acción recuerda que la denuncia por utilización impune de lazos ilegales en este Coto se encuentra pendiente de resolución en el Tribunal Europeo de Justicia.

También la organización ecologista recuerda que ya en el año 2003 en el expediente abierto por el Defensor del Pueblo en relación con la Autorización por parte de Alfonso de Jorge, Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Salamanca, para la colocación de lazos con freno en este Coto, dicha Oficina resolvió considerar que esa autorización vulneraba la Ley 4/1989, de 27 de marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, y contraria igualmente a la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza, de Castilla y León.

Lazo utilizado en el coto

En una resolución contundente en cuanto a sus fundamentos, el Defensor del Pueblo establecía que, de acuerdo con el artículo 31.1 de la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León y del artículo 34 de la Ley 4/1989, de 27 de marzo, los lazos, cepos y anzuelos son procedimientos de caza masivos, están, en principio, prohibidos, pudiendo sólo ser autorizados si se comprueba su carácter selectivo y no masivo, o bien, se justifica la necesidad de utilizar este tipo de medios de caza con el fin de prevenir perjuicios importantes para la fauna terrestre, la salud y seguridad de las personas o de las especies protegidas. En el caso que nos ocupa, y según reconocía la resolución del Defensor del Pueblo, en ningún lugar de la autorización se justificaba la naturaleza selectiva de los lazos, ni se expresaban los criterios seguidos para comprobarlo, y tampoco se ofrecía un solo argumento que fundamente y explique la necesidad de autorizar este tipo de lazos en orden a prevenir perjuicios importantes para la fauna terrestre.

Pánico reflejado en la mirada

Es más, el Defensor del Pueblo expresaba su perplejidad ya que dicha autorización no determinaba qué especies podrían verse afectadas, ni enumeraba los posibles daños causados por los zorros, especie utilizada de tapadera en la solicitud, al resto de la fauna, ni las razones por las que se producía y ni siquiera se mencionaba tal problema, llegando a la conclusión de que no se sabía por qué razones debería controlarse dicha población, y lo que es peor, no entendía por qué había de hacerse mediante lazos con freno, incumpliendo de esta forma la Ley 4/1996 que exige que este tipo de autorizaciones, de carácter excepcional y singular, especifiquen, de manera esencial, las condiciones de riesgo y el objetivo de la acción.

Sin embargo la revelación más grave de la resolución del Defensor del Pueblo llegaba cuando se planteaba que si el objetivo buscado consistía en lograr que el coto de caza contenga una alta densidad de especies que son alimento de los zorros, dando muerte a los ejemplares de esta especie que quedan atrapados en los lazos, permitiendo que los cazadores se cobren sin mayores dificultades las piezas, y "asegurando cierta rentabilidad económica al terreno cinegético", "pervirtiendo además el concepto mismo que otorga nuestro ordenamiento jurídico al ejercicio de la caza".

Liberación ante el Seprona para evitar, encima, denuncias

A juicio de Ecologistas en Acción, para entender el porqué de esta utilización impune del uso de lazos, o el que todavía no se haya clausurado dicho coto, clausura pendiente del expediente sancionador por la utilización de cebos envenenados que conllevaron en el año 2001 la muerte de ejemplares de Águila real, buitres leonados y otras especies de rapaces y córvidos es la estrechísima vinculación de los gestores de dicho coto con altos dirigentes del Partido Popular que vienen utilizando sistemáticamente Aldeanueva como coto privado de caza, convirtiendo la labor del Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente en Salamanca más como administrador de la finca que como garante del interés público.




Visitantes conectados: 143