50 mil millones de euros de ahorro con el REACH

Con motivo del 5º Aniversario de la publicación del Libro Blanco sobre sustancias y preparados químicos, la Comisión Europea publica un informe en donde se calculan 50 mil millones de euros de ahorro potencial asociados al reglamento REACH

En la semana en que se cumplen 5 años de la publicación del Libro Blanco sobre sustancias y preparados químicos en la UE, la Comisión Europea ha estimado los beneficios potenciales en salud y medio ambiente del reglamento REACH en 50 mil millones de euros para los próximos 25 años. Este ahorro se sumaría a los 50 mil millones de euros ya calculados por la misma Comisión en el 2003, cuando la propuesta REACH vió la luz. En noviembre el pasado año, otro estudio preparado por la Confederación de Sindicatos Europeos concluía que REACH podría evitar en la UE más de 50.000 casos de enfermedades respiratorias y de otros 40.000 de enfermedades cutáneas anuales ligadas al puesto de trabajo. El ahorro asociado supondría un ahorro de 3.500 millones de euros en diez años y podría superar los 90.000 millones de euros en 30 años. Parece claro que cualquiera que haya sido el método para calcular los beneficios potenciales asociados a REACH, éstos superan a los costes estimados por la propia Comisión Europea, de 2,3 mil millones de euros en 11 años.

Con motivo del día internacional contra el cáncer, la OMS publicaba un informe en donde se documenta el incremento de casos de cáncer, reconociendo que el 40% de ellos podría evitarse. La exposición inadvertida a sustancias químicas que se encuentran en nuestro medio ambiente y en los artículos que consumimos está detrás de muchos casos de enfermedades respiratorias, reproductivas, casos de cáncer y de disrupción endocrina, cuyos efectos pueden manifestarse varios años después de que ocurra la exposición. La propia Comisión Europea calcula que las sustancias químicas causan alrededor de 32.500 muertes por cáncer al año, de las que REACH podría evitar entre 2.167 y 4.333.

Ecologistas en Acción lamenta que en la primera lectura en el proceso de aprobación del REACH, el reglamento haya sufrido modificaciones que rebajarán las potenciales mejoras en salud y medioambiente que podrían hablerse conseguido. Esperemos que los responsables de decidir sobre este reglamento en segunda lectura no lo sigan erosionando hasta hacer desaparecer todos los potenciales beneficios económicos y en salud anteriomente mencionados.




Visitantes conectados: 383