Recalificación de una finca colindante al P. N. Sierra de Grazalema

La finca El Imperio, ubicada en el término municipal de El Bosque, era propiedad de la Diputación Provincial y ha sido un referente en la mejora ganadera, pero los tiempos de la especulación urbanística llegan incluso a los más recónditos lugares de la Sierra de Cádiz. La Diputación cedió la propiedad a TUGASA que pretendió construir un campo de golf y un hotel, proyecto que se paralizó por las denuncias de Ecologistas en Acción. Ahora la ha vendido al Ayuntamiento de El Bosque por 1,45 millones de euros. Antes de formalizar la compraventa y sin que todavía esté escriturada a su nombre, el Ayuntamiento pretende privatizar la finca con la pretensión de construir un complejo turístico y residencial, con hoteles, campo de golf y unas 1.000 viviendas. Según la Ley 7/94 de Protección Ambiental de Andalucía tanto las revisiones del PGMO como las recalificaciones que superen las 100 has deben someterse a Evaluación de Impacto Ambiental, en este caso no se ha hecho, pero ya se pone a la venta la finca para urbanizarla.

Cuando todavía no se ha desarrollado la mayor parte de las actuaciones urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de El Bosque, aprobado en el año 2000, el Ayuntamiento ya ha iniciado su revisión para declarar como suelo urbanizable 1.200.000 m2 de esta finca, lo que supondría más que duplicar la superficie urbanizable existente, que ya creció de forma desproporcionada con el PGOU vigente. El Bosque tiene una población de 2.000 habitantes, y el PGOU vigente contempla la construcción de más de 600 nuevas viviendas. De las ocho Unidades de Ejecución en suelo urbano sólo se ha culminado una, con 83 viviendas, las otras están en construcción o no se han ejecutado. En suelo urbanizable había previstas 180 viviendas, y no se ha construido ninguna. Por tanto, la revisión del PGMO y la recalificación de más de un millón de metros cuadrados no tiene justificación alguna desde el punto de vista de las necesidades de vivienda de este municipal; es una pura y simple operación especulativa de gran alcance con terrenos públicos, algo insólito y que contradice las proclamas de los dirigentes socialistas en defensa del suelo público y en contra de la especulación urbanística. El Pliego de condiciones aprobado en el Pleno celebrado en el día de ayer fija una cantidad de 6 millones de euros, lo que significa un precio de cinco euros metro cuadrado. En el Pliego de condiciones el Ayuntamiento se compromete a recalificar el terreno; cuando se apruebe el nuevo PGMO, el precio de la finca aumentaría al menos 20 veces. Un pelotazo de más de 120 millones de euros ¡Y con suelo público!

Esta operación rompería con el actual modelo urbanístico y turístico de los municipios del Parque Natural, pues con todos sus excesos, han crecido en torno a los núcleos actuales, según prescribe el Plan Rector de Uso y Gestión, con lo que se ha conseguido potenciar los núcleos urbanos y aportar más beneficios económicos a sus habitantes. Esta operación especulativa pretende crear una nueva ciudad, mayor que la actual y a cinco kilómetros de distancia, con todo tipo de servicios, por lo que se terminará convirtiendo en un gueto como ya ha ocurrido en urbanizaciones parecidas en el litoral.

Ecologistas en Acción va a solicitar la paralización de esta venta y se opondrá con todas sus fuerzas a la recalificación de una finca de carácter agrícola y forestal que debe seguir teniendo una función social e incorporarse al Parque Natural Sierra de Grazalema, del que sólo la separa la carretera El Bosque-Ubrique.




Visitantes conectados: 512