Sobrevuelos civiles o militares en zonas urbanas

El pasado día 20 de marzo, la empresa “ÁLAMO AVIACIÓN” solicitaba, al amparo de lo dispuesto en la Orden de 20 de diciembre de 1.966, de la Presidencia del Gobierno, sobre propaganda comercial aérea, prórroga por un año de la autorización concedida en su día para realizar sobre el territorio de esta provincia trabajos de publicidad aérea, con aeronaves de su propiedad.

Desde el verano de 2000, Ecologistas en Acción de Salamanca viene haciendo, con preocupación, un seguimiento de los sobrevuelos, tanto civiles como militares, que tienen lugar sobre el casco urbano de la ciudad de Salamanca así como de otros municipios de su entorno. A pesar de que la mencionada legislación vigente considera únicamente como parte interesada para presentar alegaciones en este tipo de expedientes a los alcaldes y alcaldesas de municipios de la provincia, Ecologistas en Acción, como asociación ciudadana, se considera legitimada para participar directamente en todos los expedientes que tengan relación con el medio ambiente. Y en base a esta legitimación y a que la normativa que limita a los alcaldes la capacidad para alegar es de 1966, de corte claramente preconstitucional, se ha dirigido a la Subdelegación de Gobierno, al amparo de lo previsto en la propia Constitución así como en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común, para personarse en este procedimiento y solicitar la denegación de la prórroga solicitada por esta empresa.

Para la organización ecologista la preocupación por este fenómeno de los sobrevuelos a baja cota está más que justificada, sobre todo si se tienen en cuenta la sucesión de accidentes provocados por aparatos aéreos que se estrellan sobre núcleos habitados. Además la Base Aérea de Matacán carece de medios técnicos para controlar el espacio aéreo de la aglomeración urbana Salamanca y su entorno, ya que en la regulación del tráfico aéreo se rige por las comunicaciones radio de posición que recibe de las distintas aeronaves, dejando la responsabilidad del problema literalmente en la conciencia y las manos de los pilotos de turno, según informes de la propia Base Aérea dirigidos a la organización ecologista en los años 2000 y 2003.

En estas circunstancias, en las que “Salamanca Aproximación”, agencia de control que depende de la Jefatura de la Base Aérea de Matacán no dispone de radar de vigilancia, que los vuelos publicitarios son reincidentes en zonas y horarios de espectáculos públicos con gran afluencia de espectadores, que los vuelos militares son constantes y que la altura y posición real de las aeronaves, sobre todo publicitarias, es siempre responsabilidad de los pilotos de las mismas, resultando materialmente imposible verificar dichas alturas y, en su caso, la apertura de expedientes sancionadores, Ecologistas en Acción ha solicitado la prohibición expresa de este tipo de vuelos.




Visitantes conectados: 509