Riego de un campo de golf con agua de manantial

El nuevo PGOU de Prado del Rey, a través de un informe de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra, pretende duplicar el consumo de agua de manantial que abastece al pueblo. En el año 2004, con una población de 6.406 habitantes, Prado del Rey necesitó 306.888 m3 pero en el nuevo PGOU, calculando una población futura de 6.670 personas se prevé un consumo de 669.501 m3/año. ¿Por qué se dobla el consumo?

Nuestra sorpresa ha llegado cuando hemos analizado la Declaración de Impacto Ambiental que ha aprobado la Junta de Andalucía y autoriza el riego de un campo de golf con el agua de los manantiales que abastecen a la localidad y que están ubicados dentro del Parque Natural de la Sierra de Grazalema, concretamente las tomas de Duende, las Cuevas y Vegino. Nos parece increíble, a la vez que triste y lamentable, que la Consejería de Medio Ambiente haya dado el visto bueno a un proyecto urbanístico que necesitará 470.000 m3 al año de agua de altísima calidad para regar un campo de golf, que para más INRI consumirá mucho más el propio pueblo de Prado del Rey. Pero la cuestión no se queda ahí, ya que el vecino pueblo de Puerto Serrano está asolado por las restricciones diarias de agua, al no disponer de abastecimiento seguro.

Medio Ambiente camina hacia atrás como los cangrejos, en las últimas Declaraciones de Impacto Ambiental otorgadas por la administración ambiental ya no se obliga a los campos de golf a regar con agua depurada, sino que se deja un vacío legal para que los promotores de campos de golf pueda regar con lo que quieran, o se permite flagrantemente que usen agua potable. No entendemos esta postura de la Junta de Andalucía, que abandera la Nueva Cultura del Agua y desprotege los ecosistemas acuáticos y fomenta el derroche. No podemos comprender como se nos bombardea con campañas de ahorro y a la vez se permite usar agua potable de altísima calidad para regar campos de golf. Esto es un sinsentido y una sinrazón. ¿Qué intereses está defendiendo la administración?

Si la propuesta urbanística del PGOU se sustenta exclusivamente sobre el informe de la Mancomunidad de Municipios solicitaremos que se revise de nuevo este informe, que técnicamente es muy débil y carece de argumentos y justificación para doblar el consumo de agua y sin prever el impacto que tendrá el bombeo de cerca de medio hectómetro cúbico al año sobre otros manantiales de la sierra de Grazalema. Igualmente Ecologistas en Acción pedirá una reunión urgente con los responsables de la Demarcación Atlántica Andaluza al objeto de que denieguen el aumento del consumo de agua para la localidad y paralicen el proyecto.

Los manantiales de la Sierra de Grazalema no pueden estar destinados a regar campos de golf. Si queremos este tipo de desarrollos tendrán que ser regados con agua de depuradora, no podemos hipotecar agua de tremenda calidad para fomentar el derroche y el despilfarro, eso contradice el concepto básico de desarrollo sostenible.




Visitantes conectados: 484