La Mierla, primer municipio contra el cementerio nuclear

La Mierla, es un municipio de apenas 30 habitantes en las proximidades de la presa de Beleña. El primero de la provincia en abordar en Pleno la posibilidad de acoger el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, que debe construirse antes de cuatro años. La “recompensa” de los 12 millones de euros auales que promete Enresa, ha llevado al alcalde de este pequeño pueblo, Felíx Perucha, del PP, a barajar la opción. El domingo 24 de abril, se encontraba en el Concejo Abierto, que rige el gobierno municipal, con el rechazo unánime de todos los vecinos (21 de los 30 censados que acudieron a la cita electoral). Al final hasta el propio alcalde levantó la mano en contra de su propia propuesta.

La expectación suscitada sobre el almacén nuclear congregó a más de 50 vecinos en el salón de Plenos, a pesar de que los censados apenas llegan a 30.

22 votos en contra

Este es el resultado que se producía en La Mierla, un pequeño pueblo de la Sierra Norte, con apenas 30 habitantes censados, en la Asamblea del Concejo abierto, celebrado el domingo 24 de abril, mostrando así su rechazo unánime, a la propuesta de ofrecerse como candidato para la instalación en este término del Almacén Temporal centralizado de residuos nucleares, ATC, que Enresa debe construir antes de 2010, y que tiene que buscar este mismo año ubicación.

Lo más curioso del asunto, es que la propuesta llegaba de mano del alcalde, Félix Perucha Monge, del PP, quien finalmente también emitía a mano alzada su voto en contra. “Yo había propuesto que se valorase la opción de acoger el ATC porque entendía que si el almacén lo van a poner en cualquier término de la provincia y no recibimos un duro, mejor que lo pusieran aquí”, explicaba este alcalde, al frente del Ayuntamiento de la Mierla desde hace 18 años. “Al final he votado también en contra porque he visto que nadie en el pueblo lo quiere y yo no voy a llevar la contraria a mi gente. De verdad lo que me gustaría es que no se hiciese este almacén en todo el país”. De hecho la expectación era tal, que aparte de los vecinos censados el salón de plenos se llenó, con más de 50 personas.

También asistieron al Pleno algunos miembros de la Plataforma Anticementerio Nuclear de Guadalajara,que explicaron a los vecinos los riesgos de esta instalación. “Condiseramos un triunfo la decisión aprobada, más aun porque se va a comunicar a Enresa y el Ministerio de Industria y porque el Pleno también aprobó promover este rechazo, en la reunión comarcal de la zona”, explicaba el presidente de Ecologistas en Acción en Guadalajara, Alberto Mayor.




Visitantes conectados: 462