Por la paralización de las obras del Parque Eólico de Mira

Ecologistas en Acción de Cuenca ha enviado un escrito al Director General de Calidad Ambiental de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Comunidades de Castilla - La Mancha en el que solicita la suspensión de los trabajos de construcción del parque eólico de la Sierra de Mira, ante el grave destrozo ambiental que está provocando en una de las zonas mejor conservadas de la Serranía Baja, y ante el hecho de que no se haya producido la publicación de la aprobación definitiva del parque. Ello supone una patente indefensión pues imposibilita la impugnación del parque en la jurisdicción contencioso administrativa.

Pistas en la cuerda de la sierra

Ya en noviembre del 2001, Ecologistas en Acción de Cuenca presentó recurso contra la Declaración de Impacto Ambiental que autorizaba los cinco parques eólicos de la Serranía Baja y que contenía graves carencias y errores. En diciembre se produjo la respuesta de la Dirección General de Calidad Ambiental, no admitiendo a trámite el recurso, al considerar que sólo era posible su presentación una vez aprobado definitivamente el proyecto por la Consejería de Industria. Meses después, con las obras ya muy avanzadas, y un considerable impacto en lo mejor conservado de la Serranía Baja, todavía no existe esa aprobación definitiva.

Destrozos

Además, Ecologistas en Acción ha constatado que estas obras ni siquiera respetan lo establecido en el proyecto técnico y lo recogido en la Declaración de Impacto Ambiental. Toda esta situación de indefensión legal ha llevado a Ecologistas en Acción a solicitar la publicación o notificación de la aprobación definitiva, con el fin de poder ejercitar los recursos pertinentes ante la jurisdicción contencioso administrativa.

Destrozos

Finalmente, la escasa capacidad de transporte de energía de las líneas de alta tensión existentes limita a 3.000 Megawatios en Castilla - La Mancha las posibilidades de producción de energía eólica. Esta limitación habría hecho posible una mejor elección de la ubicación de los parques, según criterios ambientales, evitando una importante concentración de éstos en la Serranía Baja de Cuenca, de excepcionales valores paisajísticos y faunísticos.




Visitantes conectados: 154