Contra la especulación urbanística en Ciudad Real

El Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real que se celebrará hoy lunes 8 de mayo tiene previsto aprobar de forma inicial la modificación del proyecto Reino de don Quijote.

De este modo, el proyecto da por fin la verdadera cara de lo que en realidad siempre ha sido. Aquel Parque Temático sobre el Quijote, declarado de Interés Singular por el Gobierno regional e incluido inicialmente en la Ruta de don Quijote por la Junta de Comunidades, queda ahora reducido a una mera operación urbanística, con la construcción de dos hoteles, tres campos de golf y 11.000 viviendas en los aledaños de Ciudad Real, sobre un acuífero sobre-explotado y a orillas de un río Guadiana seco.

La modificación que ahora se quiere aprobar viene a dar la razón a Ecologistas en Acción, que desde el primer momento se opuso al proyecto por considerarlo un burdo pelotazo urbanístico; un proyecto que duplicará el consumo de agua de la capital manchega según datos de sus promotores.

A la vista de iniciativas como ésta, cabe preguntarse para qué ha servido el ingente esfuerzo económico y social que durante los últimos años ha realizado la sociedad castellano-manchega para ahorrar agua en la agricultura; para qué los casi 200 millones de euros de dinero público gastados a través del Plan de Compensación de Rentas.
De la misma manera, cabe preguntarse cómo se justifica el acueducto Tajo-La Mancha -la famosa tubería-, con un coste para el erario público de otros 300 millones de euros, que próximamente va a empezar a construirse con el pretexto de abastecer Ciudad Real y otras poblaciones manchegas.

Desde Ecologistas en Acción invitamos a la sociedad ciudadrealeña a manifestar su oposición a esta operación de especulación urbanística que consolida en Ciudad Real un modelo urbano insostenible y antisocial, de tipo marbellí, que tan negativas consecuencias está trayendo en otras zonas de España.

Instamos asimismo al Partido Socialista Obrero Español, en la oposición en el Consistorio de la capital, para que se oponga a un proyecto que ahora más que nunca carece de interés social. Recordemos lo manifestado por su porta-voz, Ángel Amador, quien hace poco se preguntaba en los medios de comunicación provinciales quién iba a com-prar las más de 50.000 viviendas que se están construyendo o se tiene previsto construir próximamente en Ciudad Real.

Ecologistas en Acción considera que este tipo de proyectos, Reino de don Quijote en Ciudad Real, y, en menor escala, Casa del Conde en Manzanares, Las Pachecas en Argamasilla de Alba, o los de Torrenueva, Valdepeñas y Puertollano, deben quedar en suspenso en tanto no se apruebe el Plan Especial del Alto Guadiana, cuyo objetivo es ordenar los usos del agua en nuestra cuenca, un documento fundamental para el futuro de la región que no puede quedar hipotecado por proyectos de esta índole.

En consecuencia, pedimos la paralización de todos ellos y el establecimiento de una moratoria en su construcción en tanto no se apruebe de forma definitiva el citado Plan Especial.




Visitantes conectados: 450