Nuevo aparcamiento subterráneo en Cádiz

Es un verdadero fraude de ley la empecinada pretensión del ayuntamiento gaditano de forzar bajo el proyecto de "tratamiento de borde marítimo entre el Baluarte de San Roque y la playa de Santa Mª del Mar" la construcción de un nuevo aparcamiento de coches subterráneo, con dinero público y totalmente alejado de los objetivos de la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre.

La Ley 22/1988 de Costas determina con rigor en su artículo 25.2 que:

Solo se permitirán en esta zona las obras, instalaciones y actividades que, por su naturaleza, no puedan tener otra ubicación o presten servicios necesarios o convenientes para el uso del dominio público marítimo-terrestre.

¿A cuento de qué entonces el ayuntamiento de Cádiz pretende de nuevo forzar a la Demarcación de Costas del Ministerio de Medio Ambiente para que de manera ilegal acoja bajo el manto de la recuperación de este frente amurallado un aparcamiento de coches y motos? ¿No le basta con la construcción de más de 5.000 plazas de aparcamiento en una década de nefasta promoción del vehículo privado en la ciudad de Cádiz? Lo que nos resulta del todo intolerable y falto de justificación es rizar el rizo de aumentar las dotaciones de parkings ¡con presupuesto público de protección de playas!

Emplazamos a la Demarcación de Costas a hacer cumplir la ley en lo que a protección y regeneración del borde costero se refiere, sin adicionarlo con un proyecto espurio de aparcamiento privado. La remodelación del Baluarte de San Roque es bien necesaria, así como reconstruir la muralla y abrir un nuevo espacio público ajardinado. Respecto al ayuntamiento, sólo esperamos que rectifique, que no se obnubile en un proyecto ilegal de aparcamiento y que defina una nueva política de movilidad al servicio del peatón y no del ominoso coche.




Visitantes conectados: 324