Una nueva agresión acecha al mar más rico de Europa

La costa de Mijas, la única costa tropical que tiene el continente europeo, situada entre Marbella y Fuengirola, una costa sumamente ya degradada, por las urbanizaciones que la rodean, la pesca ilegal y los vertidos sin depurar procedentes de las citadas urbanizaciones de la zona, se le avecina un nuevo peligro. Bajo el argumento de que Mijas necesita un complemento para poder competir por el turismo de alto standing, y catalogado como de sumo interés para darle al municipio el aliciente que necesita, surge el proyecto a partir de un estudio realizado por el Ayuntamiento de Mijas de la necesidad urgente de un puerto deportivo en el Término Municipal de Mijas, una idea que ha recogido el programa electoral del PSOE para las autonómicas de las pasadas elecciones. Pero este proyecto no es la única amenaza de este hábitat marino, la realización de una desaladora que se ubicará a tres kilómetros de distancia, también pondría en peligro este enclave y un duro revés a la posible ampliación del LIC (Lugar de Interés Comunitario) de Calahonda dentro de la Red Natura 2000.

El proyecto de construcción del puerto consiste en unos 800 o 1000 atraques, con longitudes desde 5 metros hasta 100 metros, 2 atraques para cruceros, zona de aterrizaje para helicópteros, hoteles, zona comercial, tiendas, bares, cafeterías, discotecas, club náutico, servicios administrativos, varadero con todos sus servicios, aparcamiento público.
Este anuncio realizado por el diputado autonómico, Juan Paniagua, paradójicamente contradice, a la decisión de la Consejería de Medioambiente de la Junta de Andalucía, que ha propuesto ampliar el Lugar de Interés Comunitario (LIC) en Calahonda, que ya está protegido, y proponer otro nuevo para el segundo tramo en la Punta de Calaburras y que los biólogos y Ecologistas en Acción aplauden sin descartar que la costa de Mijas sea reconocida como Zona Especialmente Protegida por su Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM).

La gran biodiversidad con especies africanas exóticas, europeas, mediterráneas y atlánticas bien lo merecen. La única costa tropical del Viejo Continente.

Esta peculiaridad de la costa mijeña se constata en que es la única zona mediterránea en la que hay existencia de especies atlánticas tropicales (y también no tropicales) como así lo refiere el informe de la Universidad de Málaga, ’Estudio de la biodiversidad (macrofauna) y caracterización de las comunidades marinas del litoral occidental de Málaga’.

La Costa de Mijas tiene un valor biológico incalculable. Singular y único por la variedad de especies exóticas africanas y europeas, mediterráneas y atlánticas, por lo que se podría decir que este tramo, de unas 3.000 hectáreas repartidas en unos seis kilómetros de longitud, es la única costa tropical de Europa. Y está en pleno mar de Alborán, que baña Málaga.

Desde Ecologistas en Acción Mijas creemos que hay muchas razones para oponerse al proyecto de construcción del puerto y pedir más protección para este preciado enclave, entre ellas:

  • Por la coexistencia de especies de dos mares y de origen geográfico diferente, que están adaptadas a vivir en esta zona y hacen de este enclave un «laboratorio natural y único donde realizar estudios biogeográficos, de comportamiento y de análisis de flujos y variabilidad de intercambio genético», como así subrayan los autores del estudio de la Universidad de Málaga.
  • Porque se trata en que es uno de los pocos lugares del litoral malagueño donde hay un sustrato rocoso superficial en la Torre de Calahonda o Torre Pesetas, y desde el final de la Cala de Mijas hasta la Punta de Calaburras. Justo en la Torre de Calahonda está el afloramiento rocoso conocido como ’Laja del Almirante’ o de las gorgonias (animales marinos que se asientan en las rocas con aspecto de planta).
  • Además, es en esta zona costera de Mijas donde se asienta la pradera más occidental del Mediterráneo de ’Posidonia oceánica’, una planta casi del tamaño de un pequeño árbol, que crea lo que los biólogos denominan bosques marinos. Esta especie, considerada ’vulnerable’ por la directiva Hábitat de la UE, no supera en las costas de la Península los 30 metros de profundidad. Es, precisamente, el hábitat de especies como el dentón, la dorada, la salema o el sargo.

Todas estas características hacen que dichos tramos del litoral de la costa de Mijas sean enclaves únicos que deben ser protegidos, ya que las amenazas no son pocas, proyectos como el anunciado incrementan la ocupación del litoral por el hormigón, altamente ya degradado y destrozaría un enclave, que tiene más biodiversidad que toda la costa de Escandinavia, como así lo reflejan los estudios realizados por expertos en la materia.

DIVERSIDAD DE HÁBITATS Y ESPECIES

Según el estudio de la Universidad de Málaga, se han encontrado 445 especies en las que hay 310 tipos de moluscos, de los 28 tienen características tropicales; 108 especies de crustáceos decápodos (cangrejos, gambas y ermitaños), y 27 equinodermos (estrellas, erizos). Además cuenta con tres hábitats de importancia para la Unión Europea como son los bancos de arena cubiertos permanentemente por agua marina, las praderas marinas de Posidonia oceánica y los arrecifes.

Texto: Librada Moreno Criado, miembro de Ecologistas en Acción Mijas
Foto: José R. Moreno Tamayo




Visitantes conectados: 416