Premios Atila 2006 en Cuenca

Los premios se concedieron en España, por primera vez, en 1992, por la federación estatal de Ecologistas en Acción. Como réplica, hay ya convocatorias propias en distintas Comunidades Autónomas y en diversas provincias.
Las candidaturas han sido propuestas a través de la página web. Los nominados se eligen por: “la actuación más bárbara, tontería más destacable, mayor presunta malversación de fondos públicos o privados para la destrucción de la naturaleza y mayor chapuza”.

Actuación más bárbara:
Doña Magdalena Álvarez Arza, Ministra de Fomento. Por el enorme impacto ambiental de las obras del AVE a su paso por la Serranía Media de Cuenca, con la destrucción de importantes bosques maduros.

Tontería más destacable:
D. Eulalio López Cólliga, presidente de la Asociación de Amigos de la tierra de Altarejos, La Obispalía, Valdetórtola y La Parra, por la promoción activa en los citados Ayuntamientos del cementerio de residuos nucleares de alta actividad (ATC) que tiene que montar ENRESA. Con esto, D. Eulalio quiere ser el más rico del cementerio (nuclear).

Mayor presunta malversación de fondos públicos o privados para la destrucción de la naturaleza:
D. Rogelio Pardo, alcalde de Minglanilla, por el menoscabo del entorno mejor conservado (hasta entonces) de su término municipal con la construcción de una pista, que parece una autopista, donde ya existía otra. La macro-pista a ninguna parte le ha costado 1 millón de euritos a la UE.
D. Rogelio, si ya teníamos una, ¿para que queremos dos? ¿para llegar al merendero, o será más bien para dar acceso a una proyectada urbanización con vistas a las Hoces del Cabriel?

Mayor chapuza:
Doña. Elena Carrasco Valera, concejala de urbanismo del Ayuntamiento de Cuenca, por mil y un motivos, pero entre ellos: permitir que la Fundación de Enfermería (FUDEN) se haya cargado la subida a las Angustias, dándole acceso al tráfico rodado, aumentando la edificabilidad, construyendo un aparcamiento, etc., en pleno corazón del casco histórico y de la Hoz del Júcar; “cebada” ya con el Júcar, ahora va a permitir la urbanización intensiva de zonas inundables del río a su paso por la ciudad.

Los premios Atila no tienen dotación económica; son meramente “honoríficos”. Las personas premiadas podrán recoger su diploma en la I Fiesta por el Medio Ambiente de Cuenca, que tendrá lugar el sábado 10 de junio, a las 22 h., en la Sala Babylón. En cualquier caso, sabremos disculpar su ausencia.
* I FIESTA POR EL MEDIO AMBIENTE DE CUENCA
- Concierto del grupo BODEGA-BODEGA
- Exposición “Consume hasta morir”.




Visitantes conectados: 202