Mal uso de los fondos FEDER en el nuevo PGOU de Sevilla

Ecologistas en Acción de Sevilla presentará ante la Unión Europea una denuncia contra el “Convenio de Colaboración suscrito entre la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla para la realización de obras comprendidas dentro del Plan de Restauración Hidrológico-Forestal y de Protección de Cauces en el municipio de Sevilla”.

Dicho Convenio proyecta un nuevo encauzamiento del Arroyo Tamarguillo al norte del término municipal coincidiendo con el trazado previsto de la S-35 cuyo principal objetivo es liberar suelo urbano. El coste del nuevo encauzamiento asciende, según el citado Convenio, a casi 38 millones de euros (37.700.000) que serán financiados en un 75% con fondos comunitarios. La financiación comunitaria prevista para esta infraestructura proviene de la medida 3.6. del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para la “Protección y Regeneración del Entorno Natural”.

Una vez más, un proyecto financiado con fondos destinados a la recuperación de los ecosisemas ribereños y a la protección de cauces se emplea para contribuir a los procesos de especulación urbanística tan al uso, así, en la Documentación Ambiental del nuevo Encauzamiento se reconoce tener como “primer objetivo liberar suelo al norte”. Ecologistas en Acción considera que dicho proyecto contraviene los objetivos de los fondos con los que se pretende financiar y es además una infraestructura totalmente innecesaria existiendo alternativas sostenibles viables para integrar el actual cauce en el diseño de la ciudad.

El nuevo cauce del Arroyo Tamarguillo en Sevilla representa otro caso más de despilfarro del dinero público con el único fin de alentar la expansión urbanística al servicio de intereses privados. Ello se constata en la intención del nuevo Proyecto del Plan General de Ordenación Urbana de recalificar para uso residencial una parte importante de los terrenos ubicados entre el antiguo y el nuevo cauce y la creación de una nueva zona de uso industrial con riesgo de conurbación con el municipio limítrofe de La Rinconada. El nuevo cauce sirve pues al objetivo de crear de forma innecesaria una nueva zona de expansión urbana de la ciudad de Sevilla, ocupando espacios verdes y agrícolas y obviando las alternativas muchos menos costosas de revalorización y rehabilitación del curso fluvial actual, respetando las áreas agrícolas periurbanas de alto valor histórico, territorial, social y ecológico.

Como alternativa al actual proyecto, Ecologistas en Acción propone la creación de un CORREDOR VERDE que conecte a modo de nodos verdes el área de ISLA TERCIA, el PARQUE ALAMILLO, el PARQUE SAN JERÓNIMO, el PARQUE MIRAFLORES y el PARQUE DEL TAMARGUILLO a través de un cauce restaurado y reforestado en sus márgenes, que incluya la parte nororiental de Sevilla, excluida del desarrollo urbano actual, en la red de espacios libres y carriles bici, con zonas de ocio y educativas, un verdadero pulmón verde donde se realicen actividades de conocimiento del medio e interpretación y una verdadera alternativa al transporte motorizado en la ciudad.




Visitantes conectados: 478