Más destrozos en los jardines de Sanlúcar

El proyecto público que actualmente se está ejecutando por parte de la empresa Caminos, Canales y Puertos, S.A., denominado “Regeneración del barrio alto como espacio turístico”, está siendo el protagonista de la destrucción de una zona verde ubicada en la histórica Plaza de la Paz.

Dicho jardín está siendo utilizado como auténtico depósito de materiales de obras como, por ejemplo, vallas metálicas, arquetas de hormigón, elementos de alcantarillado, palés de madera, escombros, maquinaria pesada, etc. provocando en las especies vegetales existentes daños irreparables y afectando gravemente al suelo, las raíces y la cobertura vegetal.

Los árboles hacen las ciudades más soportables y nos aportan múltiples beneficios: reducen los ruidos y el polvo de la contaminación atmosférica, y favorecen microclimas que suavizan las temperaturas y el verdor de sus copas mejora la estética urbana, etc. Pese a ello, habitualmente, más que del cuidado de los árboles urbanos tendríamos que hablar de maltrato.

Ecologistas en Acción rechaza el argumento de que no pasa nada por talar algunos árboles puesto que se repondrán en mayor número, porque no es lo mismo un árbol maduro que otro recién plantado que es posible que no prospere. Si se quiere plantar árboles que se haga, pero conservando los ya existentes. Por tanto, reivindicamos que se integre el arbolado maduro en los nuevos proyectos, evitando la tala o el trasplante, adaptando las obras al arbolado y no a la inversa.

Ecologistas en Acción demanda a las delegaciones responsables, Parques y Jardines, Turismo y Medio Ambiente, buscar urgentemente alternativas para erradicar este problema, ya que flaco favor está haciendo a los residentes y turistas. Actualmente, en lugar de adaptar las obras públicas para conservar los árboles, éstos son las primeras víctimas, lo cual impide que exista arbolado de gran porte en Sanlúcar.

Ecologistas en Acción exige una normativa municipal sobre los árboles urbanos homologada y consensuada por el órgano de participación ciudadana en esta materia, el Consejo Local de Medio Ambiente. Así, habría de incluirse la obligatoriedad de que se realicen estudios de impacto ambiental cuando se realicen obras que afecten al arbolado de la ciudad. Estos planes deberían incluir:

1) Elaboración de un inventario de los árboles de calles, plazas, paseos, parques y jardines públicos y privados (para evitar que desaparezcan impunemente).
2) Planificación de los objetivos. En la actualidad, por ejemplo, se están plantando especies de crecimiento rápido en aceras con pequeños alcorques.
3) Relación de los medios precisos con los que se cuenta.
4) Diseño de los trabajos concretos a realizar y el modo adecuado de ponerlos en práctica.
5) El desarrollo de una política municipal de podas encaminada a mantener la salud y el buen estado de los árboles para su disfrute por los ciudadanos en las mejores condiciones.

Por último, Ecologistas en Acción aprovecha la ocasión para informar que en la Avenida Quinto Centenario, concretamente en la calle Nao Victoria, junto a la Glorieta de los Descubrimientos, se está procediendo a la instalación de un kiosco de churros en el mismo centro de una zona verde, pudiendo provocar en cuestión de días la quema de la masa arbórea colindante. Solicitamos la retirada inmediata del mismo.




Visitantes conectados: 292