Operación especulativa en torno al vertedero de Toledo

Ante la noticia aparecida ayer en diversos medios de comunicación y ofrecida por el Presidente del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales, Eladio Luján, en la que se anunciaba el inicio de los trámites para la expropiación de la finca Dehesa del Aceituno para el re-emplazamiento del vertedero del Área de Gestión nº 7 Toledo-Centro Norte, Ecologistas en Acción quiere llamar la atención de la ciudadanía por lo que entiende que es un esperpento administrativo y la utilización de las plusvalías que genera la especulación urbanística por parte de quienes debieran evitar que eso se produjera.

Abundando aún más en el despropósito que supone para Toledo la sucesión de una serie de hechos evidentes, como las continuas molestias por los olores de un vertedero que debiera llevar cerrado más de dos años, como los altos costes de la construcción de la precipitada e interesada selección de la alternativa del Aceituno o el hecho de que se haya optado por la alternativa con un mayor impacto ambiental, ahora se pretende costear el re-emplazamiento de las instalaciones con los réditos resultantes de una operación especulativa (la Operación Vertedero) que se plantea a partir de la recalificación de los terrenos del actual vertedero a suelo de uso de infraestructuras y comerciales, y por ende habiéndose reservado en el texto del POMT y para el nuevo emplazamiento el uso de infraestructuras cuando el que debiera corresponder (como en el resto de las fincas de los alrededores con similares parámetros ambientales) es el uso de suelo rústico de protección ambiental o paisajística.

Dado que la Unión Europea se niega a financiar el nuevo proyecto, como es lógico cuando se ha actuado tan mal y en contra del medio ambiente, Ayuntamiento, Consorcio y Junta de Castilla-La Mancha han buscado una “fórmula mágica” para financiar los 30 millones de euros que dicen cuesta el proyecto. Interesante y criticable actitud entre quienes debieran poner freno a la especulación urbanística.

Es lamentable y absolutamente carente de la más mínima reserva moral, que en su huida hacia delante ante un problema enquistado durante más de dos años, el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales con el apoyo del Ayuntamiento y de la Junta utilice estrategias económicas tan denostadas por nuestra sociedad como acudir a la especulación urbanística para obtener unas hipotéticas plusvalías (30 millones de euros, seguramente sean más) que permitan sufragar un despropósito que cada día va a más.

Ante esta situación que por fin pone a las claras todos los elementos que rodean la Operación Vertedero, Ecologistas en Acción exige que la zona del vertedero abandonado se restaure como zona verde de uso público y que las Administraciones implicadas en la operación especulativa expliquen a los ciudadanos a cuánto ascienden las plusvalías realmente, quiénes van a ser los beneficiarios de las mismas y por qué, una vez más, se hace uso de la especulación de terrenos para financiar proyectos públicos.

Este caso pone en evidencia que al desastre cultural y paisajístico que supone el nuevo POM de Toledo, se le suma ahora el desastre medioambiental y ético.




Visitantes conectados: 310