Alegaciones a la depuradora de la fábrica de biocarburantes en Babilafuente

Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones ante la Confederación Hidrográfica del Duero por la solicitud de la empresa Biocarburantes de Castilla y León para efectuar el vertido de las aguas residuales procedentes de la Planta de Fabricación de Bietanol sita en el término municipal de Babilafuente, entendiendo que dicha autorización puede afectar a la calidad de las aguas del río Tormes.

Si ya en su momento Ecologistas en Acción denunció que en el Estudio de Impacto Ambiental de la Planta se analizaban insuficientemente los posibles problemas derivados de la recogida y gestión de las aguas pluviales que se verterán al arroyo Merdero y finalmente al cauce del Tormes, en este caso a llama escandalosamente la atención la falta de rigor con la que se desarrolla el proyecto de Planta Depuradora de dicha fábrica.

Prueba de la falta de rigor es que la planta de bioetanol de Babilafuente prevé la transformación de las pentosas en etanol mediante la actuación de un microorganismo modificado genéticamente, denominado KO1, obtenido a partir de Escherichia coli a la que se le han trasplantado genes de Zymomonas mobilis.

En ningún momento se tiene en cuenta este hecho y, por tanto, no queda constancia fehaciente en el proyecto de que los diferentes tratamientos a realizar en la depuración de las aguas residuales sean ni los suficientes ni los adecuados como para conseguir eliminar este agente del efluente y evitar así una posible liberación accidental al medio ambiente.

Por otra parte el proyecto no aporta datos ni cálculos, que permitan justificar los valores de las dimensiones totales de los reactores biológicos, por lo que se desconoce si éstos son arbitrarios, es decir fruto de una chapuza de consecuencias, por desconocidas, imprevisibles.

Además Ecologistas en Acción considera que debido a la alta cantidad de materia orgánica en el vertido a tratar, la planta debería contar con un tratamiento biológico de digestión anaerobia previo al tratamiento biológico, propiciándose, además, un posterior aprovechamiento del biogás generado.

Finalmente, Ecologistas en Acción considera que la construcción del emisario de aguas residuales hasta el término municipal de Huerta debería hacerse respetando al máximo el paisaje y por lo tanto preverse un almacenamiento adecuado de la capa de tierra vegetal que haya sido retirada durante las obras para su posterior utilización en procesos de revegetación y evitar al máximo cualquier actuación que afecte directamente al arroyo Merdero.




Visitantes conectados: 518