El Odyssey Explorer regresa a Gibraltar

Han transcurrido aproximadamente seis meses desde que el Buque Odyssey Explorer abandonara nuestras aguas por la presión mediática, y a consecuencia, de disposiciones gubernamentales, concretamente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Recordemos que el referido buque estaba consignado a la búsqueda del Sussex (hundido en el litoral campo gibraltareño en el año 1694).

Para refrescar la memoria, el Sussex se encuentra hundido en aguas gaditanas repleto de monedas de oro valoradas en un millón de libras de la época (diez toneladas de oro y cien de plata); calculándose que su actual valor oscilaría los cuatro billones de dólares americanos.

Pero la relación existente entre el Buque Odissey (el “caza tesoros del mar”) y el Sussex comienza por el año 2000 aproximadamente, época en que el Ministerio de Cultura emitió un permiso, sin previa consulta a la Junta de Andalucía.

Ya en Agosto del 2003, solicitábamos a la Consejeria de Medio Ambiente y a la Dirección General de Medio Ambiente de la Unión Europea, que se consideraran los daños que se producirían en el litoral si se llevaba a cabo la búsqueda de dicho buque, peticionándose un estudio de impacto ambiental de forma previa a tal hecho; condiciones que en los hechos nunca sucedieron.
En aquellas datas, principalmente se hacía alusión al fondo marino (por la existencia de fanerógamas submarinas, campos de algas pardas, y una gran biodiversidad faunística próximos al lugar del hundimiento), con posterioridad, al patrimonio arqueológico (por la necesidad de que se realizasen investigaciones serias y legales).

Desde entonces a la fecha han transcurrido una serie de sucesos, y ciertas materias que eran controvertidas desde el punto de vista de las competencias, quedaron transferidas y/o reconocidas jurídicamente.
Lo primordial es que el proyecto anterior que se había presentado por la empresa no se ajustaba a la normativa aplicable, la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía y al Reglamento de Actividades Arqueológica.

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, el Servicio Marítimo de Guardia Civil del Mar, el Ministerio de Exteriores, el Ministerio de Cultura, la empresa Odissey Marine Exploration Inc, etc., fueron varios los personajes de esta trama.

Los permisos que existían y que no, que las aguas donde investigaban no eran españolas (uno de los absurdos mas grandes alegados por los abogados de la empresa), en fin, finalmente el Buque se terminó yendo a fines de Enero....

Pero en Marzo del corriente la empresa Odyssey Explorer envió un nuevo proyecto arqueológico sobre el ’HMS Sussex’ con la finalidad de recibir la aprobación del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Junta de Andalucía. Y aparentemente éste fue aprobado puesto que el Odyssey regreso a aguas gibraltareñas en estos días.




Visitantes conectados: 312