Movilizaciones contra el ATC de Peque

Ecologistas en Acción ha ofrecido su apoyo a la Plataforma ciudadana contra la instalación de un ATC en Peque (Zamora). En rueda de prensa realizada en Zamora, el portavoz de Ecologistas en Acción indicó que el impulso que ahora tiene el proyecto de ATC sólo pretende abaratar la gestión de los residuos radiactivos justo cuando los propietarios de centrales nucleares deben pagar por ello.

Ecologistas en Acción considera que un ATC incrementa apreciablemente el riesgo radiológico en el entorno en el que se ubica. Como riesgos potenciales apuntó los accidentes de transporte de residuos de alta actividad hasta la instalación, errores de manejo de materiales en la recepción o en su desplazamiento dentro de la instalación, los problemas de largo plazo de degradación de materiales o la posibilidad de dispersión del material por sucesos catastróficos como incendios, terremotos o atentados. Dirigió al Gobierno dos preguntas retóricas. Si el riesgo es tan pequeño como dicen, ¿en concepto de qué se asignan fondos a poblaciones cercanas cuando no existen estos fondos para actividades reconocidamente contaminantes como centrales térmicas, refinerías o cementeras?. El portavoz de Ecologistas en Acción señaló que uno de los argumentos argüidos para acelerar la construcción del ATC es evitar las grandes penalizaciones a que habría que hacer frente por no retirar los residuos radiactivos de Vandellós I depositados en Francia (57.000 Euros/día) a partir del 2011. ¿Cómo puede ser tan costosa, preguntó, una actividad casi sin riesgo?. Recordó que el acuerdo fue rubricado en su día por expertos nucleares españoles y franceses.

Ecologistas en Acción criticó además la oferta reciente del Alcalde de Peque de la Carballeda (Zamora) de albergar en su municipio el ATC. Considera que se trata de una oferta delirante y con pocas posibilidades de prosperar, puesto que este pequeño municipio está muy alejado de todas las centrales nucleares españolas, lo que implicaría un aumento de los peligrosos transportes radiactivos a través de toda nuestra geografía. El VI Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR) habla de 2/3 transportes mensuales de residuos radiactivos. Además Peque está muy cerca de parajes de alto valor natural como las Lagunas de Sanabria y, además, de pantanos para la captación de aguas para regadías y para consumo humano.

Un ATC significa una pesada hipoteca para las poblaciones cercanas porque aunque el VI PGRR habla de una vida de entorno a los 60 años, en el mismo se indica que la gestión definitiva se ha aplazado 15 años con respecto al plan anterior. Ecologistas en Acción considera que no sería extraño que el ATC durara mucho más o que la cantidad de residuos a gestionar superara los 12800 m3 que se indican en el citado PGRR si aumenta la vida de las centrales nucleares, si se construyen otras nuevas o se llega a acuerdos internacionales con otros países para almacenar temporalmente sus residuos radiactivos.




Visitantes conectados: 502