Nuevos atentados contra el litoral gaditano

Ecologistas en Acción ha presentado una denuncia ante la Demarcación de Costas de Cádiz por la obra que está realizando este organismo, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, en la playa barbateña de Mangueta.

Bajo el eufemismo de “obras de accesibilidad a las playas de la provincia de Cádiz” se ha levantado un doble muro de hormigón y se construido un talud con grandes bloques de piedras. Las obras fueron adjudicadas a la empresa Bilfinguer y presupuestadas en 936.158 €, con un plazo de ejecución de 11 meses. Estas obras representan un fortísimo impacto ambiental para el borde costero señalado, y han provocado el destrozo del precario equilibrio ecológico de estos acantilados y dunas y una afrenta paisajística. Las obras han provocado, además, la ocupación ilegal de suelos de dominio o servidumbre públicas, tanto del Dominio Público Marítimo Terrestre como de la vía pecuaria “Vereda de la playa”, que recorre todo el borde litoral desde el arroyo San Ambrosio a Trafalgar.

Impacto del muro de hormigón construido en la misma playa.
Al fondo, ocupación ilegal de la zona de servidumbre del Dominio Público Marítimo Terrestre por el restaurante Sajorami

Estas obras resultan todavía más increíble cuando desde el mismo Ministerio de Medio Ambiente se está trabajando en un Plan Director para la Gestión Sostenible de la Costa, que establecerá las estrategias de actuación en las zonas costeras para el uso de sus recursos bajo los principios del desarrollo sostenible, mejorando las condiciones ambientales y sociales de estas áreas. Uno de los objetivos de este Plan es la recuperación progresiva de la naturalidad de la costa, disponiendo de una franja libre de edificaciones. Pues bien, el tramo reseñado está ocupado por un complejo hostelero y hotelero (“Hacienda Sajorami”) carente de legalización, que usurpa terreno público y a cuyo servicio en la práctica se realiza la obra reseñada. Ni el Ayuntamiento de Barbate ni la Demarcación de Cosas han hecho nada para paralizar estas construcciones y ocupaciones en primera línea de playa.

Por todo ello, Ecologistas en Acción ha solicitado a la Demarcación de Costas que proceda al rescate de los bienes públicos usurpados, a la restauración de la legalidad y a la rectificación en profundidad de este proyecto en el borde litoral de Mangueta, con la demolición de los mencionados muros y escolleras.




Visitantes conectados: 306