Denunciamos al titular de los terrenos de la finca Pinar del Hierro

Adolfo Etchemendi Rivero, en nombre propio y en representación de Ecologistas en Acción de Cádiz, como Secretario de la Comisión forestal, y de la Plataforma Ciudadana en Defensa del Pinar del Hierro (Chiclana), como mejor proceda a efectos legales, interpone ante esa Delegación

D E N U N C I A:

Contra la empresa PROVIAF, código mercantil PROVIAF S.A, y CIF: A-11.041.092 y su titular D. Manuel Ávila Fornell, vecino de Chiclana, DNI: 31.381.368-F, con domicilio en la C/ Jesús Nazareno, nº 12 de esta ciudad, por expolio de numerosas especies de interés botánico actualmente protegidas por la legislación de la Comunidad Autónoma de Andalucía y por destrucción de hábitats ligados a ecosistemas de pinares subcosteros de la Bahía de Cádiz, en base a los siguientes

H E C H O S:

1º Que la Empresa PROVIAF es titular de los terrenos de la finca Pinar del Hierro de Chiclana que linda con la antigua Carretera Nacional 340, la Reserva Natural Concertada de la Laguna de la Paja, el Caño de Juan Cebada y el Cerro de la Espartosa, de superficie total aproximada 591.080 m2.

2º Que actualmente se encuentra sometido a exposición pública el Convenio de Reparcelación Urbanística firmado entre PROVIAF y el Ayuntamiento de Chiclana con el código de la Unidad de Ejecución 3-UE-35 “Pinar del Hierro”, por Resolución de Presidencia nº 2.568, de fecha 31/07/06, BOP de Cádiz nº 158, de fecha 16/08/06 que afecta a 234.265,22 m2 la referida finca matriz, para la construcción de 217 chalets en parcela mínima de 700 m2 y a otros 327.548 m2 de la finca para su integración como Sistema General del Término Municipal. (Ver anexo-III sobre historial urbanístico de la finca Pinar del Hierro).

3º Que en fecha comprendida entre finales de junio y primeros de agosto de 2006, la propiedad de la finca ha ejecutado, sin que nos conste licencia alguna, desmonte de matorral mediante gradeo en la totalidad de la parcela de la prevista Unidad de ejecución 3-UE-35 “Pinar del Hierro” de más de 23 hectáreas. (Ver anexo fotográfico)

4º Que esta actuación ha supuesto la destrucción de importantes poblaciones de Flora Amenazada presentes en la zona, entre los que se encuentran 23 taxones incluidos en la Lista Roja de Flora Vascular de Andalucía, cinco de ellos -además- se incluyen en el Atlas y Libro de la Flora Amenazada de España-2003 del Ministerio de Medio Ambiente (AFA) y por último dos de estos taxones se encuentran incluidos en anexo II de la Directiva 92/43/CEE (Directiva Hábitats), relativa a las “especies animales y vegetales de interés comunitario para cuya conservación es necesario designar zonas especiales de conservación”. Tres de las especies de la elevada biodiversidad de fauna que habitan estos pinares se encuentran incluidos en el anexo IV de la citada Directiva europea, referida a “especies animales y vegetales que requieren una protección estricta” Finalmente, las formaciones de pinares mediterráneos costeros del entorno de la Bahía de Cádiz, pueden adscribirse a la categoría 9540, del Anexo I de la Directiva 42/93/CEE, que determina los Tipos de Hábitats Naturales de Interés Comunitario cuya conservación requiere la designación de Zonas de Especial Conservación (ZEC’s). (Ver A- I de este documento)

5º Que la presencia de estos valiosos recursos naturales en el Pinar del Hierro está suficientemente documentada por la Comunidad Científica, por lo que no puede argumentarse desconocimiento desde el órgano ambiental de la Junta de Andalucía para su inexplicable pasividad y falta de interés en dotarla de la protección necesaria para su conservación. Incumpliendo -probablemente- las determinaciones de directrices de la Unión Europea para la creación de la Red Natura 2000 y la Directiva Hábitats. (Ver anexo II).

6º Que la protección de la finca Pinar del Hierro de Chiclana es una demanda social ampliamente respaldada por todo tipo de colectivos conservacionistas (Ecologistas en Acción, AGADEN, Greenpeace, Federación de Amigos de la Tierra...) y una Plataforma Ciudadana integrada por numerosos colectivos vecinales, que llevan años de lucha por la preservación del último -y más valioso- de los pinares de esta zona ampliamente castigada por la urbanización salvaje de nuestro litoral.




Visitantes conectados: 409