Denuncian vallados cinegéticos irregulares

Ecologistas en Acción ha denunciado las actuaciones de reforzamiento de un cierre perimetral de una finca localizada en la zona del Guadalmellato (Córdoba), una de las 4 áreas andaluzas seleccionadas para la reintroducción del lince ibérico, dentro de la segunda fase del proyecto LIFE-Naturaleza de Recuperación del Lince Ibérico en Andalucía, que ha concedido la Unión Europea con un apoyo económico de 26 millones de euros, a la Junta de Andalucía.

El vallado está reforzado en su parte inferior con ramaje de distinto calibre y con piedras, de tal forma que el grado de impermeabilidad impide el trasiego y la circulación de la fauna no cinegética. Esta circunstancia está especialmente penalizada en la normativa nacional y autonómica en materia de conservación de biodiversidad y de regulación de la caza.

La imposibilidad del desplazamiento provoca el confinamiento de determinadas especies y cambios en el comportamiento, y uso de los espacios de otras tantas especies de fauna silvestre. Esta situación puede dificultar el acceso o la disponibilidad de alimento, y la pérdida a favor de otras áreas subóptimas, de las zonas de cría más querenciosas para la fauna silvestre. Igualmente, la regularidad en los movimientos ordinarios de especies como el tejón, el moloncillo o el gato montés, entre otras especies, dentro de una finca cerrada en su perímetro, se convierte en un factor de vulnerabilidad para éstas, bien por el acecho de la guardería privada en sus labores rutinarias de “control de predadores”, o en casos de furtivismo.

Ecologistas en Acción ha denunciado ante la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Córdoba, los hechos anteriormente referidos, instándole a una inspección de las instalaciones, a la apertura del correspondiente expediente sancionador por incumplimiento de la normativa en materia de caza y de conservación de la biodiversidad, así como una revisión del Plan Técnico de Caza, sobre todo, en lo relativo a la dinámica poblacional de ciervos - densidad de población, relación de sexos y edades- y de jabalíes recluidos en la finca.

La instalación de vallados cinegéticos ha sido una constante a lo largo de los últimos 30 años en la sierra de Córdoba. En un principio, los cerramientos perimetrales se localizaron allí donde la caza mayor representaba la actividad principal, si no exclusiva, como era el caso de la las sierras de Hornachuelos y de Villaviciosa de Córdoba. Posteriormente se han ido extendiendo a casi todos los términos municipales que cuentan con terrenos forestales o de características marginales que tradicionalmente se han destinado a la caza como actividad complementaria.

Hoy día, incluso en el término municipal de Córdoba, las áreas en mejor estado de conservación han sido cerradas a cal y canto, ocupando y usurpando con frecuencia, caminos vecinales, vías pecuarias y dominio público hidráulico. De paso, la mayoría de los propietarios han ido incumpliendo, de manera casi sistemática, la normativa en materia de regulación de la caza.




Visitantes conectados: 474