Fracasa la maniobra para privatizar y recalificar El Imperio del Bosque

El Ayuntamiento y la Diputación lo tenían todo muy bien planificado: la Diputación le cede a al Ayuntamiento bajo precio la finca El Imperio, de 150 has y ubicada en el límite del Parque Natural Sierra de Grazalema, para que proceda a privatizarla con el compromiso de recalificarla para la construcción de una macro urbanización y un campo de golf. Incluso ya había habido contactos con empresas que habían presentado unos anteproyectos, las fincas cercanas se revalorizaban y eran adquiridas por conocidos intermediarios urbanísticos; pero les falló que Ecologistas en Acción impugnara la subasta y que algunos grupos políticos se desmarcaran de esta maniobra.

En el Pleno del Ayuntamiento de El Bosque, celebrado el pasado 15 de septiembre, el representante de Ecologistas en Acción Juan Clavero intervino para advertir de la manifiesta ilegalidad de este proyecto que incumple la Agenda 21 de Andalucía, aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta, el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía, y de la inexistencia de concesión de agua para regar el campo de golf. Este proyecto vulnera también la legislación urbanística estatal y autonómica que obliga a todos los Ayuntamientos a constituir el Patrimonio Municipal del Suelo con todas sus propiedades en suelo urbano y urbanizable. Este PMS debe dedicarse obligatoriamente a la construcción de viviendas de protección pública o a otros usos de interés social. El Ayuntamiento de El Bosque, para eludir esta obligación legal, pretende vender la finca como suelo rústico, pero con el compromiso de recalificarla, lo que es, evidentemente un auténtico fraude de Ley. En el Pliego de Condiciones de la subasta tampoco se incluye la obligación de reservar un 30% de viviendas protegidas, según lo previsto en la nueva Ley 12/2005 de Medidas para la Vivienda Protegida y el Suelo.

De nada sirvieron los contundentes argumentos expuestos por Ecologistas en Acción en su impugnación del Pliego de Condiciones para la subasta de la finca, el Pleno, con el voto de PSOE y PSA, lo desestimó. Pero los empresarios son más inteligentes, o más cobardes según se mire, y conscientes de la polémica suscitada y de la más que probable imposibilidad de desarrollar el proyecto acordado previamente con el Ayuntamiento, se han echado para atrás y no han presentado sus proyectos. Sólo una empresa, al parecer de Sevilla, ha presentado un proyecto, aunque se desconoce su contenido.

El cambio de actitud que está realizando la Consejería de Obras Públicas, que ha rechazado algunas promociones inmobiliarias ligados a campos de golf, deben haber ejercido también un efecto disuasorio sobre los especuladores urbanísticos que habrían visto frustrado el enorme negocio que hubiera supuesto comprar una finca de 150 has por 6 millones de euros, con la garantía del Ayuntamiento de recalificarla, lo que hubiera supuesto multiplicar por diez su valor.

Ecologistas en Acción espera que el Ayuntamiento declare desierto el concurso y se replantee el destino de esta valiosa finca. Ecologista en Acción ofreció su colaboración al Pleno para diseñar un proyecto de turismo rural, reconvirtiendo el cortijo de la finca en hotel rural y aprovechando las instalaciones ganaderas como reclamo para unos ciudadanos cada vez más hartos de la masificación y homogenización de la oferta turística.




Visitantes conectados: 309