Denuncia por vertidos de tierra cerca del Guadalete

Esta semana denunciamos ante la Delegación Provincial de Medio Ambiente un presunto delito medioambiental. El viernes 22 de Septiembre, hacia las 7 de la tarde, unos propietarios de terrenos colindantes con el río Guadalete, Arcos, llamaron a Ecologistas en Acción para denunciar que una empresa estaba realizando vertidos de tierra en una zona inundable del río. Pudimos comprobar, que además se estaban cubriendo con tierra y algunos escombros árboles cercanos al río y se estaba haciendo un relleno. El lugar está situado a pocos metros del río, entre éste y la zona trasera de la pista polideportiva del IEs Guadalpeña. Después de las ocho de la tarde se presentó la Guardia Civil y le pidió a miembros de la empresa los permisos correspondientes. La empresa no los tenía, así que llamaron a un trabajador del Ayuntamiento, que se presentó en el lugar de los hechos sin los permisos necesarios, aunque decía que estaban en el Ayuntamiento, que se estaba haciendo un relleno de tierra de este lugar porque "era un bien para el pueblo".

La Guardia Civil les pidió que no continuaran las obras que se estaban realizando y que llevaran al cuartel la documentación preceptiva el lunes 25 de Septiembre. El jueves 28 reiniciaron las obras de relleno. La documentación al día de la fecha no está en regla. Agentes de la Agencia Andaluza del Agua y del Seprona se han presentado en el lugar para investigar lo sucedido y poner, si procediera, la correspondiente denuncia. Suponemos que al final llegará toda la documentación, aunque tarde, lo que sería en contra de la norma legal. Esperamos que las obras sean prohibidas, ya que no se puede rellenar de tierra zonas colindantes a un río, por el peligro que podría causar y los daños que está ocasionando.

Desde Ecologistas en Acción, tenemos que manifestar que la legislación nos iguala a todos y que es poco ejemplar que quienes tienen que hacer cumplir la legalidad parezcan ser los primeros que, a pesar de saberlo, no la exigen a empresas que trabajan para ellos. Los vertidos al lado de un río pueden ser un delito ecológico, si no se toman las medidas adecuadas y no se cumple la normativa. Entre los contratos y permisos, es necesaria la autorización previa de la Agencia Andaluza del Agua.

La Delegada Municipal de medio Ambiente de Arcos de la Frontera reconoció en los medios de comunicación que Ecologistas en Acción "llevaba razón y que se ritiraría toda la tierra y escombros"

Por último, en otro orden de cosas, señalar que aún estamos esperando información municipal de la tala de árboles realizada hace meses en diferentes lugares del pueblo. Es un derecho de la ciudadanía la información medioambiental, recogido en la normativa vigente. Se han presentado tres escritos solicitándola. El primero fue en Abril de este año. Próximamente se presentará denuncia ante la Unión Europea por incumplimiento de las directivas europeas, ya incorporadas al derecho español.

Una vez más, desde Ecologistas en Acción, exigimos a las autoridades el cumplimiento de la legalidad urbanística y medioambiental




Visitantes conectados: 260