Sigue la pesca ilegal marroquí en el Estrecho

El Comisario Europeo, Joe Borg, manifestó ayer, 23 de octubre, a la prensa, no tener conocimiento de la presencia en aguas españolas de buques no comunitarios que pesquen con artes prohibidas y que de confirmarse los hechos, denunciados por Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar, constituiría una infracción de las normas de la política pesquera común.

Hace varias semanas Ecologistas en Acción denunciábamos la existencia de varios barcos marroquíes (aproximadamente veinte) pescando a seis millas del suroeste de Tarifa (Cádiz) con artes prohibidas (redes de enmalle a la deriva) dentro de la Zona española de Protección Pesquera.

El Ministerio de Asuntos Exteriores respondió a nuestra denuncia afirmando que había comenzado los trámites pertinentes ante el Gobierno de Marruecos. No obstante, al día de hoy, nos encontramos con el infeliz acontecimiento de que los buques marroquíes no sólo continúan en nuestras aguas sino que han duplicado su número.

Este método de pesca se encuentra prohibido por la UE. No obstante, España es consciente de ello y los barcos de pesca ilegales marroquíes calan las redes para pescar en pleno Estrecho de Gibraltar.

El arte de pesca volanta a la deriva es la más dañina de todas. Incluso después de estar perdidas en la mar durante años -debido a los materiales sintéticos empleados para su confección- siguen pescando y matando a todas las especies que se acercan a ellas sin provecho alguno.

El eurodiputado de esta coalición, Wuilli Meyer, interpeló ante la comisión europea sobre la presencia de estos pesqueros marroquíes, los cuales, faenan a seis millas del suroeste de Tarifa dentro de la zona de protección pesquera con artes prohibidas por la Unión Europea.

Joe Borg responde que quienes destacan en los estados miembros están obligados a garantizar el control, inspección y aplicación de las normas de la política pesquera común, y que informará a las autoridades españolas y solicitará que se pronuncien al respecto.

Wuille Meyer, recordó que a pesar de que esta actividad está prohibida por los reglamentos del Consejo 3760/92 y de la CE 850/98, estos pesqueros calan, hoy en día, en pleno Estrecho de Gibraltar, dificultando el tránsito de buques y pudiendo ocasionar un accidente.

Por otro lado, estas redes permanecen a la deriva, movidas por la corriente y los vientos, bien en superficie o entre aguas, solas o unidas a la embarcación que las caló. Se está poniendo en peligro a todas las poblaciones del Estrecho de Gibraltar. Estos pesqueros ilegales están pescando dentro del corredor de Balizamiento del paso de los buques por el Estrecho de Gibraltar, y una red de volanta a la deriva es fácil que se enrede en las hélices de un buque o que un buque choque con un pesquero ilegal Marroquí.

Además del impacto que está causando en la fauna marina es inmensa, debido a las capturas accidentales de delfines, rayas, tortugas...

Ecologistas en Acción presentó una denuncia ante la Unión Europea por tal circunstancia ante la poca eficiencia de los métodos del gobierno a la hora de cumplir las normas en salvaguarda de la riqueza marina y la seguridad marítima.




Visitantes conectados: 351