Las Pachecas solicita agua de la futura depuradora

Inversiones Arahonde, empresa promotora del proyecto urbanístico “Las Pachecas”, en Argamasilla de Alba, ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Guadiana una concesión de aguas públicas de la futura depuradora de Argamasilla de Alba-Tomelloso, para el riego de 90 hectáreas de campos de golf.

Dicha solicitud pretende derivar agua pública a terrenos que en la actualidad carecen de derechos, como quedó patente en la anterior denegación de concesión de agua mediante extracción subterránea del acuífero 23, o derivación de caudales desde el Embalse de Peñarroya.

Contando con estos antecedentes, estimamos que no resulta procedente suministrar a dichos terrenos aguas públicas (un volumen similar al consumo de agua potable de Argamasilla de Alba en todo un año) que provienen igualmente de un acuífero declarado sobre explotado.

La derivación de aguas residuales recicladas para el riego de campos de golf, no es sino un intento de enmascarar el enorme derroche de agua que este tipo de proyectos conlleva, pues está demostrado que, en la práctica, ningún campo de golf se riega exclusivamente con aguas residuales, entre otras razones, por el exceso de nutrientes que dichas aguas contienen.

Por otro lado, las necesidades hídricas del proyecto están minusvaloradas en aproximadamente un 50%, en su conjunto (considerando urbanización, hotel, etc.), más aún si sólo se consideran los campos de golf. Por ello, cabe preguntarse de dónde piensan obtener el resto de agua que les falta.

Ecologistas en Acción, considera que toda agua depurada a través de depuradoras públicas, construidas y mantenidas, por tanto, con fondos públicos, debe dedicarse exclusivamente a la recarga del acuífero, del cual provienen las aguas depuradas.

Así se manifestó en las sugerencias presentadas a la redacción del Plan Especial de Alto Guadiana por esta organización, conjuntamente con la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) y Coordinadora de Agricultores y Ganaderos-Iniciativa Rural (COAG-IR).

En todo caso, cualquier nueva concesión de este tipo y de este calado, debe quedar en suspenso en tanto no se apruebe de forma definitiva el PEAG.




Visitantes conectados: 187