Obstrucciones de distintos organismos a ofrecer información

El Colectivo Cantueso-Ecologistas en Acción de Ávila denuncia la lentitud y resistencia de organismos públicos como la Confederación Hidrográfica del Duero o la Junta de Castilla y León a la hora de ofrecer información sobre temas preocupantes para los abulenses como puede ser la situación de acuífero de valle Amblés. Tanto es así que fueron necesarias ocho cartas entregadas y selladas en la Subdelegación del gobierno y más de nueve meses de espera para lograr una contestación sobre el acuífero del citado valle.

En dicha contestación no se respondía a la cuestión clave sobre la capacidad del acuífero para recargarse, y por lo tanto no perder salubridad su agua, por no disponer, decía el informe, de estudios con la suficiente exactitud. Sin embargo, en la reunión mantenida con el Subdelegado del Gobierno en Ávila nos informó que él sí había recibido informes de ese tipo por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero.

Ante esta situación Colectivo Cantueso-Ecologistas en Acción de Ávila ha vuelto a escribir a la Confederación Hidrográfica del Duero para obtener una aclaración de un tema que, como es el caso de agua, preocupa en la Provincia de Ávila, especialmente en tiempos de sequía como el que debemos soportar este año. Colectivo Cantueso-Ecologistas en Acción de Ávila espera que estos informes o informaciones de que hablaba el Subdelegado se hagan públicas para tranquilidad de los ciudadanos y para evitar la propagación de rumores infundados.

Otro caso de obstrucción o retraso prolongado lo protagonizó Sabas Yague, representante de la Junta de Castilla y León ante la Comisión de Territorial de Medio Ambiente. En la última reunión de dicha comisión afirmó disponer de estudios según los cuales los daños causados a las aves por los molinos de viento son muy escasos y, por tanto, la postura ecologista es fruto más de la ignorancia que de razones fundadas.

Informes de ese tipo serían muy gratos de recibir en todo el movimiento ecologista, pues supondría librar a una de las energías más limpias y deseables de quizá su mayor inconveniente. Pero en Colectivo Cantueso-Ecologistas en Acción de Ávila continúan esperando la llegada de algún informe sobre el reducido daño que provocan los aerogeneradores en las aves, pese a solicitarse en su momento.

Parecen repetirse situaciones como la vivida cuando se denunció la peligrosidad del cloro disuleto en el aire para la capa de ozono (tachada en varios casos de ignorante) o antes aún la peligrosidad de los vertidos radiactivos en bidones a la fosa del Atlántico (calificada de alarmista). Cuando después se demostró que el cloro funcionaba como catalizador en la destrucción del ozono y se encontraron los barriles arrojados al mar abiertos.




Visitantes conectados: 142