Ataque con alevosía y nocturnidad al pinar de las Navas del Marqués

La noche del 6 al 7 de octubre comenzó la tala del pinar con el fin de destruirlo en pocos días, como fuentes del Ayuntamiento informaron al Colectivo Cantueso-Ecologistas en Acción de Ávila, parte de la masa arbórea estaba prevista urbanizar para construir la Ciudad del Golf; pero, con el fallo del TSJ, esa tala no tenía objeto ya que la urbanización no se llevaría a cabo; pese a todo las máquinas han comenzado a funcionar esta misma noche.

Agentes de la Guardia Civil de Las Navas del Marqués se personaron durante la mañana del sábado y comprobaron la realización de los trabajos y los permisos de que disponía la empresa. Por lo tanto en principio la empresa cuenta con autorización, pero la duda surge sobre la razón de destruir uno de los principales atractivos turísticos del municipio cuando eventualmente no se va ha edificar en él.

Aún suponiendo que la acción sea legal nos encontramos ante dos hechos típicas contra la Naturaleza:

- La política de los hechos consumados, por la cual, cuando termine la tala, en opinión de algunos, ya no merecerá la pena realizar acciones, ya que el mal estará hecho y no se podrá deshacer. Si como parece, se completa la tala, se reforzaría nuevamente el sentimiento de impunidad, un sentimiento peligroso especialmente en urbanismo, como estamos viviendo actualmente en España.

- La tala como una acción de venganza ante la imposibilidad de llevar a cabo aquellos planes urbanísticos, que económicamente probablemente reportará menos beneficios que los traídos por el turismo; pero ese beneficio es inmediato y, sobre todo, individual

Colectivo Cantueso-Ecologistas en Acción de Ávila quiere recordar que tras este pinar otros también están a la espera de ser talados por lo que vuelve a insistir en la importancia de no permitir el sentimiento de impunidad.




Visitantes conectados: 357