Nuevos desmontes en la Avenida de Fuentebravía

Ecologistas en Acción ha denunciado a la Consejería de Medio Ambiente los desmontes que viene realizando la empresa Urbis en la margen derecha de la Avenida de Fuentebravía, con la excusa de hacer cortafuegos. Los desmontes han afectado a una zona de retamas y arbolado en el Pinar de Izaguirre y un importante retamar ubicado frente a la urbanización El Ancla. Estos terrenos están declarados Suelo No Urbanizable de especial protección Forestal, pero han sido adquiridos por la empresa constructora Urbis con el evidente objetivo de urbanizarlo, para lo que suscribió sendos convenios con el Ayuntamiento.

Esta es una de las zonas de mayor importancia para la supervivienda de los camaleones. Ecologistas en Acción viene denunciando la destrucción sistemática de zonas de hábitat de camaleones en El Puerto de Santa María, sin que se hayan tomado las medidas urgentes que se demandan para evitar este proceso que está poniendo en riesgo las importantes poblaciones de camaleones que existían en este término municipal. El principal problema para las poblaciones de camaleones es la destrucción de hábitats, sobre todo por la urbanización de amplias zonas de pinares, sabinares, retamares y huertos tradicionales. Los camaleones viven poco más de un año, y las hembras ponen una sola vez entre mediados de septiembre a finales de octubre, mientras que las crías eclosionan en el mes de agosto del año siguiente, de forma que estos desmontes están destruyendo las puestas que ya se han efectuado, además de matar a los individuos existentes en estas zonas forestales.

La realización de cortafuegos en octubre es tan ridícula como absurda. Todos estos desmontes tienen como única intención deteriorar estos ecosistemas para justificar su urbanización. Las empresas constructoras no se cortan un pelo, y tienen ya instalados sendos carteles anunciándose. El experto en camaleones del CSIC Jesús Mellado remitió un informe desaconsejando estas actuaciones, pues supondrían en el caso del entorno del Pinar de Izaguirre, la destrucción del mejor mosaico de hábitats posible para el mantenimiento y supervivencia de su población de camaleones, y en el caso del retamar frente al Ancla la considera de muy alta importancia para el sistema ambiental “camaleones-retamares autóctonos-arenales”. Como en el caso anterior, se considera que la actuación propuesta también afectaría a uno de los mejores retamares supervivientes en esa zona y a los camaleones residentes en esa franja.

La Ley 4/89 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre, estipula en su Art.38-sexta que se considera infracción administrativa "la destrucción, muerte, deterioro, recolección, comercio, captura...de especies animales o plantas catalogadas en peligro de extinción o vulnerables". En la sexta se estipula también como infracción "la destrucción del hábitat de especies en peligro de extinción o vulnerable a la alteración de su hábitat, en particular del lugar de reproducción...". El Código Penal tipifica como delito la destrucción de hábitats de especies protegidas.

A todo esto hay que sumar la decisión de la Comisión Europea, tomada el pasado día 16 de julio (publicada el 21 de septiembre en el Diario Oficial de la Unión Europea). por la que se aprueba la lista de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) de la Región Mediterránea deja patente que hay hábitats que no aparecen adecuadamente representados en la Red Natura 2000, entre ellos las dunas con bosques de pinos piñoneros, lo que denota una clara deficiencia en la elaboración del listado de LIC en la provincia de Cádiz.

Por todo ello Ecologistas en Acción ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente que:

* Se paralice inmediatamente los trabajos de desmonte de matorral que se vienen realizando en torno al pinar de Izaguirre y frente a la urbanización El Ancla.
* Se nos remita copia de la autorización de estos trabajos, así como del estudio de las poblaciones de camaleones, de las traslocaciones realizadas y de los informes técnicos que recomiendan estos desmontes y traslocaciones.
* Se exija en la correspondiente Declaración de Impacto Ambiental del PGOU que todos los pinares, retamares, sabinares y demás terrenos forestales se clasifiquen como suelo no urbanizable especialmente protegido o Sistema General de Espacios Libres (SGEL).




Visitantes conectados: 403