Atropellos en Pamplona

  Sumario  

 Castellano

La cultura prepotente del coche en Pamplona ha creado una víctima más (que esperamos no sea mortal). Otra vez, un coche ha atropellado a un peatón en un paso para peatones. Otro atropello que se podía haber evitado, que se tenía que haber evitado.

Ekologistak Martxan cree que la sociedad no debe permitir, ni asumir como normal, que una persona pueda morir por el simple hecho de pasar por un paso de peatones donde es el peatón quien tiene prioridad de paso. Teniendo en cuenta que “el 100 % de las víctimas mortales de accidente en Pamplona el año pasado fueron peatones”, exigimos que el Ayuntamiento dirija todos sus esfuerzos a asegurar la vida de los peatones.

Para ello, Ekologistak Martxan considera imprescindible calmar el tráfico de los coches. Hay que hacer que vayan más despacio. Y, sobre todo, es en las inmediaciones de los pasos de cebra donde tienen que ir más despacio. Una buena medida en ese sentido sería sobreelevar todos los pasos de peatones de la ciudad. Y regularlos con semáforos.

Vista la manera en que muchos conductores atraviesan los pasos de peatones, deben de creer que conducir un coche les da más derechos que a los demás. Para Ekologistak Martxan, eso no es así. Tienen los mismos derechos que todos. Aún más. Conducir una maquina que contamina el aire, que rompe el silencio, y que puede matar, tendría que recortar derechos (en lo que a la movilidad se refiere).

Este año, el Ayuntamiento de Pamplona ha activado un plan de seguridad vial para reducir los muertos por atropello en la ciudad, y la primera campaña informativa la ha dirigido a las víctimas. “Porque el peligro es mayor de lo que crees, antes de dar un paso piénsatelo dos veces; a derecha e izquierda”, dicen. Y en la imagen del cartel de la campaña, aparece un peatón cruzando por un sitio en que no hay paso de cebra.

Pero, a pesar de que muchos conductores piensen que “los peatones cruzan por donde quieren”, la mayoría de los atropellos son en los pasos de peatones, y en la mayoria de los casos son los conductores los responsables del atropello. Según los datos del Ayuntamiento, en 2007, hubo en la ciudad 166 atropellos que dejaron un balance de 140 heridos leves, 42 heridos graves, y 3 muertos. Tres muertos. Pues bien, en el 65 % de los casos, el atropello fue responsabilidad de los conductores (en 98 atropellos no respetaron el paso de peatones).

Y eso que la norma es clara: “Los conductores tienen prioridad de paso para sus vehículos, respecto de los peatones, salvo en los pasos para peatones debidamente señalizados”. Es decir, en los pasos de peatones, los vehículos nunca tienen prioridad con respecto a los peatones. Ya es hora de que se obligue a los conductores a respetar la prioridad de paso “en los pasos de peatones debidamente señalizados”. ¿Cómo obligarles? Seguro que al Ayuntamiento se le ocurren unas cuantas formas.




Visitantes conectados: 307