Serio peligro para la supervivencia del oso pardo

La Consejería "contra" el Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León sigue dinamitando y reventando la legislación medioambiental para permitir una macroestación de esquí alpino en San Glorio.

Despues de cambiar la legislación del parque natural que prohibía expresamente la construcción de cualquier infraestructura de este tipo, el siguiente paso que han dado ha sido una revisión del Plan de recuperación del oso pardo cantábrico, y como no iba a ser menos han desprotegido las zonas donde se ubicaría el proyecto. Más aún, los empresarios de Tres Provincias S.A.(promotores de la estación) no contentos con la revisión, han hecho alegaciones a su vez para que la desprotección sea total.

En relación con estas alegaciones, las asociaciones que componen la Plataforma en Defensa de San Glorio, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción de Palencia, quieren exponer lo siguiente:

1. El área crítica de refugio ( A-8 ), que engloba el sector Vargas, Frión y Gustalapiedra no es una elección accesoria dentro del presente Plan; no solo ha dispuesto históricamente de oseras invernales sino que en la actualidad sigue siendo utilizada de manera casi anual por la especie como zona de refugio invernal, con invernadas comprobadas en la última década en la totalidad del sector.

2. Los Planes de Ordenación de Recursos Naturales de los espacios naturales “Parque Regional de Picos de Europa y Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente del Cobre”, efectivamente permiten la construcción de estaciones de esquí alpino previo Estudio de Impacto Ambiental, gracias a la previa intervención de la Consejería de Medio Ambiente castellano-leonesa. Sin Embargo, recordamos a Tres Provincias S.A que la protección de especies en peligro como el oso o el urogallo cantábrico es un objetivo de dichos planes y su proyecto es un simple uso del parque. Es obsceno observar como desde el departamento del señor Carriedo(consejero de medio ambiente) se afirma que la cooperación de la citada empresa es absoluta, mientras que desde el otro lado se tachan de irrenunciables la construcción de miles de plazas de aparcamiento a pie de pista, exigen la modificación de Planes de Ordenación de Recursos Naturales y la supresión de áreas críticas de invernada de una especie en peligro de extinción.

3. Recordemos que hace mas de 14 años que no nace un oso en la montaña de Riaño. Ante esto, el señor consejero nos habla de facilitar la expansión de los núcleos reproductores, pero en otro hipócrita discurso se plantea sin rubor autorizar un complejo invernal de 1500 hectáreas para mas de 30.000 usuarios en los únicos corredores que posibilitan dicha expansión. Sin esos corredores la especie actualmente estaría virtualmente extinta en la Montaña Oriental Leonesa.

4. Creemos injustificada la ausencia como área crítica de alimentación de la Mata de Lechada, robledal esencial para la población osera de la montaña de Tierra de la Reina y zona de referencia en lo que a citas de la especie se refiere. El área Naranco-Lechada es con diferencia el que dispone de mas indicios oseros por ha. de toda la montaña oriental leonesa y en el nuevo Plan es de las zonas menos protegidas en comparación con otras áreas con una presencia testimonial del plantígrado. Tememos que dicha desprotección este relacionada con el proyecto de estación de esquí alpino ya que por lo que sabemos uno de los accesos supondría la destrucción total de este lugar.

5. Por enésima vez pedimos a la administración autonómica que se una a las entidades conservacionistas en el esfuerzo de buscar una alternativa real a este monstruoso proyecto, una alternativa que sea económicamente rentable, aceptada por la población local y ecológicamente sostenible, en ese empeño estaremos siempre a su lado.




Visitantes conectados: 303