La concejalía de Medio Ambiente y los árboles de navidad

Si bien Ecologistas en Acción de Salamanca considera que los intentos de recuperación de los árboles navideños que han adornado algunas viviendas de nuestra ciudad en las pasadas fiestas deben considerarse campañas bienintencionadas, aunque escasamente informadas, cuando no mera mercadotecnia ambiental que sólo tranquiliza las conciencias de algunos incautos; la campaña actualmente desarrollada por el Ayuntamiento de Salamanca debe calificarse como hipócrita cuando a lo largo del pasado año 2006 la política prioritaria de este ayuntamiento en relación con el arbolado maduro de nuestra ciudad ha sido la de su tala sistemática en zonas emblemáticas, Plaza de San Justo o Plaza de La Reina, lo que ha supuesto un expolio real del patrimonio natural de los salmantinos. Así, mientras la Concejalía pone en marcha campañas publicitarias de recogida de abetos enanos y de incierto futuro vegetativo, el arbolado maduro tan necesario para hacer más habitable la vida en nuestra ciudad es eliminado sistemáticamente.

Ecologistas en Acción sigue viendo con preocupación la escasez de zonas verdes y arbolado en nuestras calles y las deficiencias en su manejo tales como la falta de mantenimiento o las podas abusivas hasta convertir sobre todo el arbolado de alineación de calle en ridículos “palillos”. Como ya hemos señalado en anteriores ocasiones, el ilustre viajero del siglo XVIII, y visitante de Salamanca, Antonio Ponz en relación a las podas realizadas en su siglo que “las limpias y las mondas de los árboles quando no se dan con necesidad y mucha inteligencia son para ellos verdadera peste”. Tres siglos después en Salamanca en relación a la política de parques y jardines gobierna la falta de inteligencia que se convierte en la peste de una gestión incapaz.

Ecologistas en Acción solicita, una vez más, el que en lugar de estas campañas hipócritas se elabore un Plan de Ordenación de las Zonas Verdes y de Gestión del Arbolado, que coordine las iniciativas contando con la implicación ciudadana en el diseño de las zonas verdes y en su mantenimiento, la promoción de nuevas zonas verdes y reconvertir aquellas que lo precisen por su deterioro o por defectos de diseño, así como atender al mantenimiento de la vegetación y la limpieza de nuestros parques. Una política de parques y jardines que no considere el arbolado de nuestra ciudad como mobiliario de quita y pon y que por lo tanto le garantice una larga y fructífera vida vegetativa, porque, empleando palabras del arboricida Concejal de Parques y Jardines en declaraciones efectuadas el 11 de julio de 2005, “lo que no puedes esperar es que plantes hoy un árbol y mañana ya te de sombra. No hay que olvidar que los árboles son seres vivos”.




Visitantes conectados: 408