Motos y erosión

La proliferación de usuarios de vehículos a motor en el medio natural origina importantes procesos erosivos en nuestras sierras.

El importante aumento de usuarios de estos vehículos que se ha experimentado en los últimos años, ha incrementado de manera notable la aparición de importantes procesos erosivos en numerosos puntos de nuestro entorno natural.

Si el tránsito de estos vehículos por las pistas y caminos, no significa mayor problema que la contaminación acústica y atmosférica que puedan originar, los daños se vuelven irreversibles cuando circulan campo a través, en zonas de fuertes pendientes, provocando la apertura de brechas en el terreno, y produciendo importantes pérdidas de cubierta vegetal y de suelo. Estos efectos se ven agravados por la abrupta orografía del terreno y la existencia de elevadas pendientes.

Ecologistas en Acción ha detectado este tipo de problemas en lugares como la Sierra de Albayate, la Sierra de los Judíos, Las Angosturas y, especialmente, en el pinar del Puente de San Juan, donde a los graves daños ocasionados en la edafología del enclave hay que añadir el elevado riesgo de incendio que conllevan este tipo de conductas, al tratarse de una zona con alto grado de combustibilidad, tanto por las especies forestales existentes como por la densidad de las mismas.

Sin embargo, no resulta sólo el medio forestal el dañado por estas prácticas, habiendo sido numerosos los agricultores cuyos terrenos de cultivo han sido, de uno u otro modo, afectados por las mismas.

Desde Ecologistas en Acción solicitamos a las Administraciones competentes que tomen medidas tendentes a solucionar este problema, así como a minimizar y corregir los graves procesos erosivos originados.





Visitantes conectados: 296