Reducción de emisiones en el Campo de Gibraltar

Según informaciones de los medios de comunicación comarcales, una veintena de empresas de la provincia han demandado al gobierno nacional, a través de la Junta de Andalucía, derechos para aumentar sus emisiones de CO2, con los que pretenden expulsar a la atmósfera “84,2 millones de toneladas de dióxido de carbono”. El grueso de estas empresas, están en el Campo de Gibraltar y todas, según los últimos datos publicados en el Registro de Emisiones y Fuentes Contaminantes superan el umbral establecido por la UE.

En este caso, el umbral establecido para el dióxido de carbono (CO2) es de 100.000.000 Kg/año, pues bien, en resumidas cuentas Acerinox emitió 237.000.000 Kg/año, las centrales térmicas de San Roque grupo I y grupo II 935.000.000 y 836.000.000 kg/año respectivamente, Refinería Gibraltar 2.000.000.000 kg/año, Nueva Generadora del Sur 602.000.000 kg/año, C.T. Bahía de Algeciras 537.000.000 kg/año...

Esperamos que tanto la Junta de Andalucía como el Gobierno Central, haciendo uso de un mínimo de sentido común, no concedan la ampliación de tales emisiones en una comarca con una concentración tan desmesurada de industrias contaminantes. Entendemos que son decisiones que afectan muy personalmente a todos los ciudadanos de esta zona, pendientes del tan demandado Estudio Epidemiológico.

De hecho, el Consejo de Ministros aprobó el día 19 de enero de este año (hace menos de una semana) un anteproyecto de Ley sobre la Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera - sustituye a la norma de 1972- estableciendo las pautas a seguir en la lucha contra la contaminación. En 2005, se superó por primera vez en España el límite tolerado para monóxido de carbono. En casi todas las zonas urbanas, se rebasaron los valores permitidos de dióxido de carbono y de partículas en suspensión (PM10).

La ministra de Medio Ambiente , Cristina Narbona, explicó en rueda de prensa el día 20 de enero, que hay evidencias de la incidencia sobre la salud de la contaminación atmosférica y, agregó que a las 16.000 muertes prematuras que se estiman en España, se añade el efecto en los niños con más casos de asma. La vicepresidenta primera del Gobierno, Fernández de la Vega, dijo que la Ley es necesaria por la urgencia del problema.

No podemos permitir, que se disminuya la contaminación porque es urgente y se aumente en la comarca, convirtiéndonos en el sumidero de España. Tampoco se puede permitir, bajo ningún concepto, el argumento de puestos de trabajo como arma contra la solución de los problemas ambientales. Confiamos que no se concedan más emisiones hasta la aprobación de la nueva Ley, ya que, según reconoce el gobierno, la situación actual no es sostenible, ni para el clima ni para la salud de la población.

Los ciudadanos del Campo de Gibraltar somos víctimas del poder y tenemos que luchar para conseguir una comarca de otra manera, sin una industria química que produce cáncer, sin un telón de acero en la mente de las personas.




Visitantes conectados: 318