La juez ratifica la paralización de las obras del aparcamiento de la plaza Portugalete

Por Auto de 6 de febrero de 2007, la Juez de lo Contencioso - Administrativo nº 1 de Valladolid confirma la paralización de las obras del aparcamiento de la Plaza Portugalete ordenada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León el pasado mes de diciembre, desestimando la pretensión formulada por el Ayuntamiento de Valladolid para que se permitiera la continuación de las obras de la planta de residentes y la urbanización de la superficie.

La juez entiende que no se ha producido ningún cambio ni variación de las circunstancias tenidas en cuenta por el TSJ a la hora de adoptar la medida cautelar, tal y como pretendía el Ayuntamiento al señalar el avanzado estado de las obras. Prima por ello la seguridad jurídica de la suspensión acordada, principio emanado de la jurisprudencia del Tribunal Supremo. El auto es recurrible ante el TSJ en el plazo de 15 días.

Fracasa así la maniobra municipal para reanudar unas obras manifiestamente ilegales, en la que ha pretendido utilizar a comerciantes, hosteleros y vecinos de la Plaza y su entorno para no encarar la única solución razonable a estas alturas para el conflicto: el cumplimiento del Plan General de Ordenación Urbana mediante la reconversión de las 260 plazas rotatorias en plazas de residentes, lo que sin duda aliviaría la elevada contaminación que sufre el centro y también las dificultades de los vecinos para encontrar aparcamiento. A no ser que el Alcalde de Valladolid pretenda hacer inviable el estacionamiento, procediendo a su demolición una vez se produzca la sentencia definitiva.

Cada día que pase sin que el Alcalde empiece a dar pasos para modificar la concesión administrativa de construcción y explotación del aparcamiento, ajustándola a la legalidad, estarán aumentando los perjuicios e incomodidades para comerciantes, hosteleros y vecinos, y también para el concesionario Corsán-Corviam Construcción, S.A. Pero esta decisión es responsabilidad exclusiva del regidor municipal, empecinado en sus propios errores.

Ecologistas en Acción, la Federación de Vecinos e Izquierda Unida se vuelven a felicitar de que en esta ocasión el ánimo infractor del Ayuntamiento no se beneficie de la lentitud de la Justicia, como sí ocurrió en el caso de los aparcamientos de la Plaza de España y la Plaza de Zorrilla, declarados ilegales tras haber entrado en funcionamiento. Esta nueva decisión beneficiará por ello la salud de los vallisoletanos, amenazada por la delicada situación de la calidad del aire en la ciudad, que el proyecto paralizado amenazaba con empeorar al inducir más de 3.000 desplazamientos diarios de vehículos privados.

Ecologistas en Acción de Valladolid
Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid
Izquierda Unida de Valladolid




Visitantes conectados: 430