Intereses económicos detrás de las movilizaciones contra la ZEPA

Existen motivaciones que aún no se han argumentado a la opinión pública por parte de los principales opositores a la declaración de una Zona de Especial Protección para las Aves en el Noroeste de la provincia de Córdoba.

Ecologistas en Acción considera que la incertidumbre respecto a la viabilidad de los sistemas de aprovechamientos agropecuarios actuales, ha quedado definitivamente despejada estos últimos días por parte responsables públicos en materia ambiental. No se establecerá una regulación estricta que ahogue económicamente los aprovechamientos que vienen caracterizando el Noroeste de Córdoba.

Es más, el valor añadido que adquirirá por su declaración como espacio natural protegido europeo, situará a los cuatro municipios cordobeses en una situación preferente para la recepción de fondos FEADER, un sistema de financiación de fondos comunitarios que priman los espacios con alto valor ambiental.

Por tanto, los problemas deben de ser otros para que ASAJA-Córdoba se desmarque de su homónima en Sevilla, y a diferencia de ésta, se oponga radicalmente a la declaración de la ZEPA, sin ni siquiera escuchar con atención y consideración las continuas explicaciones ofrecidas por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía al respecto.

Porque insistimos, ASAJA-Sevilla, entusiasmada, ha ido de la mano de la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente en Sevilla en busca de la declaración de la ZEPA en Osuna en la provincia sevillana, una propuesta de protección de una superficie de 37.000 hectáreas, recibida con agrado y sentido de la responsabilidad por todos, incluidas las autoridades locales.

¿Qué pasa entonces en Córdoba? ¿Qué hay detrás de la movilización del día de hoy? O mejor aún ¿Quiénes están ejerciendo de dinamizadores de esta inquietud colectiva?

Ecologistas en Acción considera que hay motivaciones económicas de otra índole. A determinadas personas, con cierto nivel y peso económico en la zona, más que preocuparle la viabilidad de los medios de subsistencia de la población de Los Blázquez, La Granjuela, Fuente Obejuna y Valsequillo, les seduce pensar en el valor económico que sus tierras, y en las expectativas de cuenta de resultados de sus empresas en un futuro próximo con la construcción de infraestructuras de comunicación de alta capacidad en la zona. En resumen, piensan, y argumentos y situaciones similares nos les faltan, que después de una conversión de una nacional a autovía y la construcción de una autopista de peaje, entre otras infraestructuras de comunicación previstas para lo zona en los próximos años, las expectativas desde un punto de vista urbanístico se dispararán, y por tanto de la posibilidad de una rentabilidad económica fabulosa.

Ecologistas en Acción quiere realizar una llamada a la responsabilidad a todos, especialmente a las autoridades locales, organizaciones sociales de la zona, así como a las personas a título individual que han venido manifestando su desconfianza, sin más interés que la defensa de sus sistemas o medios de subsistencias. No dejemos que otros intereses ajenos y corporativistas enturbien y malogre una iniciativa que puede y debe servir como un activo económico para la zona.




Visitantes conectados: 276