Piden a la Junta que rechace la construcción de 1500 casas en Barranco Blanco

Ecologistas en Acción solicita a la Junta que rechace un proyecto constructivo que planea 1500 viviendas en Barranco Blanco

A través de sendos escritos presentados ante las delegaciones provinciales de Medio Ambiente y Obras Públicas de la Junta de Andalucía, la Federación Provincial de Ecologistas en Acción ha demandado a la administración autonómica el rechazo a este nuevo proyecto sobre una zona de alto valor ecológico.

Más de 90 especies, tanto animales como vegetales, protegidas a nivel andaluz, estatal y europeo se verán seriamente amenazadas por el impacto ambiental que producirán las 1500 viviendas previstas a escasos 30 metros del margen del río de las Pasadas.

Pendientes de la voluntad política

De un lado, la delegación de Obras Públicas tiene en su mano la posibilidad de rechazar el plan parcial UR-11 (que pretende aprobar el Ayuntamiento de Alhaurín el Grande), y de otro, la delegación de Medio Ambiente puede emitir un informe de impacto ambiental desfavorable que evite el daño irreversible que un proyecto tan agresivo ocasionará en este enclave. Para intentar evitarlo, Ecologistas en Acción ha remitido varios anexos con la flora y fauna protegida que habita en este entorno con la intención de hacer ver a la administración la inadecuación de semejante barbaridad.

No en vano, para la ejecución de este proyecto serán necesarias obras de infraestructuras viarias en un lugar con extremadas pendientes, y con fuertes riesgos de erosión, nuevas edificaciones para servicios múltiples, dotación de líneas de electricidad donde viven especies de rapaces protegidas con un peligro potencial de electrocución o colisión, sistema de depósito y recogida de basura que ensuciarán irremediablemente el entorno natural próximo, sistema de alcantarillado y desagües justo al lado de un LIC con grave peligro de ser contaminado etc.

Nutrias en peligro

Integrado en el LIC (lugar de interés comunitario) que conforma el río Fuengirola, el río de las Pasadas alberga poblaciones de nutria paleártica ( lutra lutra), una especie muy sensible a la contaminación de las aguas que se verá desplazada a lugares inadecuados desde el punto de vista ecológico, con la consiguiente desaparición de la especie. La presencia humana masiva en la zona, tal y como se prevé, acarreará de manera inevitable la contaminación del río con materia orgánica, compuestos químicos y metales pesados afectando a peces, anfibios y reptiles.

Para colmo, el paraje conocido como Barranco Blanco, sirve como corredor ecológico que comunica las sierras Alpujata, Blanquilla de Coín, sierra de Mijas, y la red fluvial que integran los ríos Las Pasadas, Ojén y Fuengirola. De esta forma, la urbanización de este enclave natural supondrá el aislamiento geográfico, y por tanto, el empobrecimiento genético de 21 especies de plantas endémicas o protegidas, 2 de insectos, 3 de peces, 5 de anfibios, 7 de reptiles, 16 de mamíferos, y hasta 37 especies de aves.




Visitantes conectados: 265