El Odyssey Explore no sigue en la Bahía

El Director General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, ha confirmado a Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar, el 23 de marzo, que por las informaciones de que disponen, que el patrón del Odyssey sigue en búsqueda y captura por desobediencia a la Autoridad Portuaria o Guardia Civil.

Hay que recordar que Madrid y Londres han llegado recientemente a un acuerdo para que la compañía estadounidense Odyssey Marine Exploration, propietaria del buque cazador de tesoros, localice y rescate el tesoro de monedas de oro que se hundió en 1694 en aguas de la Bahía con el galeón inglés HMS Sussex.

El Ministerio de Cultura anunció hace a penas unos días que vigilará para que las operaciones que realice la empresa Odyssey Marine Exploration para rescatar los restos sumergidos del navío HMS Sussex se ciñen a la legalidad. Textualmente, el Ministerio ha indicado que vigilará para evitar el expolio en las operaciones del Sussex.

El departamento ministerial asegura que ejercerá las competencias que tiene atribuidas para evitar cualquier tipo de expolio. Siempre según la comunicación oficial del Ministerio de Cultura, el estado actual del reparto competencial hace a la Junta de Andalucía responsable de las pertinentes autorizaciones para las actividades arqueológicas que se realicen en su territorio.

No obstante, la Constitución Española, en su artículo 149, establece que el Estado tiene competencia exclusiva, entre otras materias, sobre la defensa del patrimonio cultural, artístico y monumental español contra la exportación y la expoliación.

El Ministerio de Cultura, pues, ejercerá las competencias que se reservan al Estado sobre el expolio, garantizando, por tanto, la protección y conservación del patrimonio arqueológico.

El Estado español, según el derecho internacional del mar, reconocería la soberanía del pabellón del barco hundido. Por tanto -concluye-, si se
tratara de un barco del Estado británico, España reconocería sus derechos de pabellón otorgando al Reino Unido la disponibilidad del pecio, tal y como ha ocurrido en Estados Unidos con los pecios españoles Juno y Galga, en favor de España.

Por otra parte, la Junta de Andalucía, ha puesto de relieve que el buque Odyssey Explorer carece de autorización de dicha Administración Cultural para realizar actividad arqueológica alguna.

En este sentido, el Gobierno autónomo contradice a la compañía estadounidense, que en una nota de prensa difundida el 16 de marzo -previa al acuerdo entre Madrid y Londres- indicaba que ya contaba con permiso de la Junta de Andalucía para retomar los trabajos de localización y extracción del tesoro.

El responsable de la Consejería de Cultura manifestó también que la administración autónoma no tiene información de que el buque Odyssey Explorer esté llevando a cabo actividades arqueológicas en aguas de jurisdicción española.

Por todo ello Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar ha solicitado información sobre todas estas informaciones para ver si nos aclaramos de una vez.




Visitantes conectados: 463