Las organizaciones ecologistas abandonan la Agenda 21

Ecologistas en Acción, Dalma y WWF/Adena, abandonan la Agenda 21 Local de Guadalajara

Las tres organizaciones ecologistas con representación en la Agenda Local 21 de Guadalajara, han decidido abandonar los foros de participación y mesas de trabajo, mientras el ayuntamiento no se tome en serio el desarrollo sostenible.

DALMA (Asociación Alcarreña de Defensa del Medio Ambiente), Ecologistas en Acción de Guadalajara y WWF/ ADENA, se desvinculan del foro de participación de la Agenda Local 21, por entender que, hasta la fecha, no se han tomado con toda la seriedad y responsabilidad que requiere, un programa tan ambicioso como éste para nuestra ciudad, donde todas las políticas municipales converjan hacía la sostenibilidad.

Como asociaciones dedicadas a la defensa del medio ambiente, la concienciación y sensibilización de la población, confiamos y apostamos por medidas, acciones y políticas decididas, que como se recogen en el Plan de Acción, hagan de nuestra ciudad una ciudad más saludable desde el punto de vista, social, económico y ambiental.

Pero hasta la fecha y debido a los claros ejemplos que nos han demostrado la falta de interés, compromiso y apuesta por parte del actual equipo de gobierno, hemos solicitado se nos dé de baja, de todas las mesas de trabajo y foros de participación, hasta que no exista un cambio, desde nuestro punto de vista radical, que permita la consecución y el trabajo participativo de nuestras organizaciones en la Agenda Local 21.

Sintiendo mucho esta decisión, fruto de las actuaciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Guadalajara, estamos plenamente decididos a participar directa o indirectamente en las políticas ambientales municipales, para, entre todos conseguir una ciudad más habitable y sostenible, desde el punto de vista social y ambiental.

Desarrollo sostenible se define, en la carta de Aarlborg, como aquel que garantiza la satisfacción de las necesidades locales del presente sin hipotecar la capacidad de desarrollo de otras áreas de actuación y/ o de futuras generaciones. El desarrollo sostenible se alcanza a través de un proceso de trabajo planificado que implica y beneficia a todos.

Entre los aspectos positivos más relevantes se pueden destacar:

  • Implicación de la población.
  • Democratización y transparencia de la gestión municipal optimizando los procedimientos de participación ciudadana.
  • Integración de las políticas municipales.
  • Mejora de la imagen pública del municipio.
  • Adelantarse a la aparición de conflictos sociales y problemas ambientales.
  • Facilitar el procedimiento de acceso del Municipio a subvenciones o financiación regional, estatal o europea.

De todos estos aspectos, el único que ha interpretado a su manera el Ayuntamiento de Guadalajara ha sido el de "Mejora de la imagen pública". Todos los proyectos insostenibles, realizados con anterioridad, se realizan ahora de la mismo forma pero "sostenibles". Pongamos algunos ejemplos: la eliminación de alcorques para árboles en las calles y bulevares de la ciudad, el fomento del uso del vehículo privado, potenciando aparcamientos subterráneos en el centro de la ciudad y sobre zonas verdes, la falta de información pública y respuesta hacía nuestras asociaciones, la falta de compromiso en adquirir maderas (FSC) de bosques certificados, la nula implantación de energías renovables en edificios públicos, el derroche enérgetico en edificios e iluminación ferial, el urbanismo insostenible, la edificación junto a dominio público, la falta del protección del patrimonio arqueológico, y un largo etcétera que nos ocuparía varias páginas de este comunicado, han sido, entre otros importantes desacuerdos, lo que ha incitado nuestro abandono de la Agenda local 21.




Visitantes conectados: 340