La depuradora de El Puerto empeora su funcionamiento de forma ostensible

Ecologistas en Acción viene denunciando en estos últimos años que la depuradora de El Puerto de Santa María vierte sus aguas residuales sin el tratamiento adecuado a la Bahía de Cádiz. La empresa municipal APEMSA lo desmiente sistemáticamente, pero la realidad es tozuda, y tanto las analíticas realizadas por la Consejería de Medio Ambiente (CMA), por la propia APEMSA y hasta una sentencia judicial han venido a corroborar las graves deficiencias de esta estación depuradora. Ecologistas en Acción ha solicitado a la CMA las analíticas del 2006, y los resultados son concluyentes: ni un solo mes ha cumplido los parámetros legales de calidad de agua en los efluentes que vierten a la Bahía de Cádiz, y sigue siendo una de las depuradoras que peor funciona en el litoral de nuestra provincia.

El Real Decreto 509/1996 de 15 de marzo estipula claramente las calidades de los vertidos de aguas residuales depuradas. Los máximos permitidos en los parámetros de calidad de aguas procedentes de plantas depuradoras con tratamiento secundario, como es el caso de depuradora de Las Galeras de El Puerto, son los siguientes:

- Demanda bioquímica de oxígeno (DBO5).................... 25 mg/l O2
- Demanda química de oxígeno (DQO).......................... 125 mg/l O2
- Total sólidos en suspensión ........................................ 35 mg/l

En las trece analíticas realizadas por la Consejería de Medio Ambiente en 2006 (que se adjuntan), se puede comprobar que:

• La media de las analíticas de los 12 meses superan el máximo legal permitido.
• La DBO5 -que junto con la DQO indica la contaminación orgánica- se superó en todas las muestras. En agosto, en plena temporada de baños, llegó a multiplicar por siete el máximo permitido. En el mes de noviembre multiplicó por diez el máximo permitido.
• Los niveles de DQO se superaron también en todas las analíticas, llegando a multiplicar por diez el máximo permitido en el mes de septiembre.
• Los niveles de sólidos en suspensión han empeorado también en relación con los últimos años, pues era el único parámetro que solía cumplir la EDAR. En el 2006 se superó el máximo permitido en diez de las trece analíticas, llegando en el mes de noviembre a multiplicar por 4,5 este nivel máximo legal.

Tabla

Si se comparan con las analíticas de 2005 el empeoramiento del funcionamiento de la EDAR Las Galeras es patente, llegando casi a duplicar el nivel de DBO. Estos datos son especialmente preocupantes si tenemos en cuenta que durante la temporada de baños la depuradora vertió a las aguas de la bahía aguas residuales insuficientemente depuradas, sin advertir de ello a los ciudadanos. No deja de ser curioso que playas donde han vertido estas aguas contaminadas hayan gozado de “Bandera azul”, lo que evidencia la falta de rigor con la que se conceden estos galardones, sin inspecciones de ningún tipo.

Ecologistas en Acción exige responsabilidades a los máximos responsables de APEMSA que han demostrado una absoluta incapacidad para conseguir que la EDAR Las Galeras funcione correctamente y que las aguas residuales de nuestra ciudad se depuren con eficiencia y se puedan reutilizar.




Visitantes conectados: 353