Banderas negras 2007 en Cádiz

BANDERAS NEGRAS 2007 EN EL LITORAL DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ

Por noveno año consecutivo Ecologistas en Acción de Cádiz presenta su campaña “Banderas Negras”. La campaña, nacida en 1999, es una denuncia pública de aquellas playas o tramos de litoral que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquier otra actuación que ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral.

Las dos calificaciones negativas otorgadas son:

- Bandera Negra: Impactos de mayor gravedad (vertidos contaminantes y/o agresiones urbanísticas).

- Punto Negro: Impactos significativos, pero de menor gravedad.

Los objetivos de “Banderas Negras” son:

- Dar una información rigurosa a los gaditanos, y a todos los usuarios de las playas, del estado ecológico en que se encuentran éstas.

- Requerir a ayuntamientos, resto de las administraciones y a empresas, para que contribuyan al saneamiento de las playas y pongan fin a la degradación ambiental del litoral.

La campaña es el resultado del trabajo voluntario de diversas personas, 8 grupos locales de Ecologistas en Acción de Cádiz (Sanlúcar, Rota, El Puerto, Cádiz, San Fernando, Chiclana , Barbate y Campo de Gibraltar) y el grupo ecologista CANS de Chipiona. Otra de las bases de la campaña es la información suministrada por la Consejería de Medio Ambiente sobre el funcionamiento y la analítica de las estaciones depuradoras de aguas residuales que vierten al litoral.

Banderas Negras pretende hacer una evaluación ambiental integral del litoral. Evaluamos los impactos producidos por la contaminación y por la urbanización. En el primer caso se tienen en cuenta la existencia de vertidos, el funcionamiento de las depuradoras y la calidad de las aguas de los ríos que desembocan en el mar. En el segundo, el respeto a la normativa legal: Ley de Costas (Dominio Público Marítimo Terrestre y Zona de Servidumbre) y el impacto sobre los ecosistemas naturales y sobre los recursos, sobre todo: agua, suelo y paisaje. A veces el impacto puede ser grande aunque se haga cumpliendo la legislación urbanística ( ej. El Ancla y la Inmaculada: bandera nº 2).

En síntesis banderas negras pretende responder con rigor a la pregunta ¿En qué medida se está practicando un desarrollo sostenible en el litoral?

Nuestra campaña surgió en el año 1999 por oposición a la de banderas azules, campaña organizada por la Federación para la Educación Ambiental en Europa (FEEE). Un año más denunciamos el fraude que suponen estas banderas cuya concesión responde sobre todo a la presión de las grandes empresas turísticas y no a criterios ambientales. Se sigue concediendo bandera azul a La Barrosa, ejemplo de urbanización salvaje, degradación natural e incumplimiento de la legislación urbanística (ver bandera nº 4), a la playa de El Ancla y la Inmaculada (El Puerto de Santa María) en la que se ha arrasado la “Arboleda Perdida” de Alberti y a Chipiona que vierte sin depurar las aguas residuales de más de 60.000 personas en verano (bandera nº 1). Se conceden banderas azules incluso a 6 puertos deportivos en la provincia. La acumulación de fraudes y denuncias en su obtención provocó en febrero de 1999 que la Comisión Europea retirase el apoyo económico a la "Federación para la Educación Ambiental en Europa (FEEE) y se desmarcase desde entonces de la campaña de banderas azules.

Tampoco la certificación medioambiental ISO 14.001 cuenta con el exigible rigor, cuando entre las 52 playas andaluzas con este distintivo se encuentran tres de Rota (urbanismo no sostenible) y la de La Victoria (Cádiz) con fortísima contaminación lumínica y una intensiva ocupación humana.

La creación de la Agencia Andaluza del Agua y la transferencia de las competencias de los ríos Guadalete y Barbate a la Consejería de Medio Ambiente, no han significado avances perceptibles en la mejora de la calidad de ambos ríos: el primero con un Plan de Recuperación parado ( un estudio de la Universidad de Huelva señala al Guadalete como uno de los ríos con peor calidad de agua en Andalucía) y el segundo sin saneamiento de sus aguas. Tampoco el “abrazo” por parte de la Junta de Andalucía de la Nueva Cultura del Agua ha superado el nivel de las declaraciones; la Directiva Marco de Aguas no se cumple hasta la fecha en todo lo relativo a la mejora y protección de las aguas de transición: el estuario del río Barbate (Parque Natural) arrastra toda la contaminación de la cuenca hidrográfica, en la que vertidos urbanos sin depurar, fertilizantes y pesticidas degradan sus aguas.

Aunque desconocemos el alcance y el texto final de la futura Ley de Gestión del Ciclo Integral del Agua y medidas de fiscalidad del Agua, es un hecho positivo la creación de un impuesto del agua, que gravará el impacto ambiental que el uso del agua produce. De esta forma, se podrán aplicar los principios de la Directiva Marco de Aguas: responsabilidad medioambiental, recuperación del buen estado ecológico de las aguas y recuperación de costes. También la Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental, a punto de aprobarse, intenta garantizar la calidad del medio hídrico; con que sirviera para que la Administración llevara a cabo un control riguroso de las autorizaciones de vertido y exigiera las mejores técnicas disponibles para reducir la contaminación, habría merecido la pena.

Después de casi una década de desmadre inmobiliario y tras el escándalo de Marbella, por fin se empieza a plantear un cierto debate social en torno a la ordenación del territorio y al modelo urbanístico. Se extiende la idea de que el hasta ahora vigente modelo del “todo urbanizable y todo especulable” es contrario al interés social, por estar destruyendo recursos naturales esenciales, por la corrupción que propicia y por el encareciendo abusivo de la vivienda.

Fruto de ello son dos nuevas normas que pueden contribuir a acabar con “el periodo del ladrillo”: El Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) y la nueva Ley del Suelo. El POTA, aprobado en octubre de 2006, limita el crecimiento urbano (durante un periodo de 8 años) a menos del 40% del suelo urbano y del 30% de la población existente en cualquier municipio. Junto a lo anterior incluye objetivos, normas y directrices que pueden propiciar un cambio sustancial en los modelos insostenibles que está propiciando la especulación urbanística, al defender el modelo de ciudad mediterránea compacta frente a la proliferación de urbanizaciones desgajadas de los pueblos y ciudades tradicionales, separar los campos de golf de los desarrollos inmobiliarios, incluir estudios de la capacidad de carga del territorio o exigir balances ecológicos en las previsiones de los planes de ordenación urbana.

La nueva ley del Suelo, que entrará en vigor en el mes de julio, obliga a que los instrumentos de ordenación justifiquen la necesidad de transformar el suelo rural a urbanizado. El suelo que no sea necesario deberá ser preservado de la urbanización. Marca nuevos criterios de valoración del suelo en base a sus usos actuales ( y no a los precios pagados o a los de venta de fincas colindantes); la obligación de someter a evaluación ambiental los planes urbanísticos y de ordenación del territorio, y a procedimiento más transparentes y participativos.
Impide la reducción de la superficie de los espacios protegidos y de los espacios incluidos en la red Natura 2000. Reivindicamos el cumplimento estricto de estas normas para que el urbanismo recobre la finalidad social y la subordinación al interés general.

En lo que se refiere a la provincia de Cádiz, el crecimiento continuo de la urbanización sigue siendo la mayor amenaza para el litoral. Como novedad positiva reseñamos que la primera aplicación del POTA va a evitar la construcción de 700 viviendas en las marismas de Trebujena. En los núcleos calificados con banderas negras (El Ancla y la Inmaculada, La Barrosa- Novo Sancti Petri, Roche, El Palmar, Atalanterra y Caños de Meca), continúa la urbanización. Sigue creciendo el gigantesco núcleo de la Ballena y el nuevo Plan General Municipal de Ordenación de Tarifa pretende construir todo lo que queda fuera de los espacios protegidos. Aparece un nuevo lunar de ladrillo en una zona de gran valor natural en Tarifa (punto negro nº 17).
Se mantienen 2 graves amenazas: la construcción aprobada por la Comisión Provincial de Urbanismo en terrenos no urbanizables de 2 hoteles en el Tómbolo de Trafalgar, espacio protegido de la Red Natura (que calificamos como bandera negra, incluida dentro de Caños de Meca) y el sepultamiento en hormigón de la playa Micaela , en Chipiona, para ampliar un puerto deportivo.

También vemos con preocupación los 11 nuevos proyectos de puertos deportivos o ampliaciones que Obras Públicas proyecta en la provincia de Cádiz (2.334 nuevos amarres), porque agravarán la contaminación y la cementación de la costa.

El panorama de los vertidos ha cambiado poco. Desde el 1 de enero del 2006 los municipios con más de 1500 habitantes tienen obligación legal de depurar sus aguas residuales ( desde el 1 de enero de 2001, los de más de 15.000 habitantes-equivalentes tenían la misma obligación –por una directiva europea ¡de 1991!). No obstante, 4 municipios siguen vertiendo, sin ningún tipo de depuración, 18 millones de metros cúbicos anuales (el 29 % del agua vertida al mar) : Chipiona, Vejer, Tarifa y Algeciras: 180.000 personas censadas (y un número muy superior durante los meses de verano) que representan el 27 % de la población del litoral. Destaca Algeciras que, con más de 100.000 habitantes, sigue vertiendo todas sus aguas residuales a la Bahía con total impunidad, a pesar de que el Ministerio de Medio Ambiente adjudicó el proyecto de depuradora ¡hace 5 años!

Todos los municipios litorales de Cádiz, salvo Rota, Chiclana y parcialmente Conil, vierten sus aguas residuales contaminadas al mar, bien porque no cuentan con estaciones depuradoras o bien porque superan con creces los límites de vertido legales. Se trata de un incumplimiento legal y un despilfarro inversor totalmente inaceptables.

La peor situación está en la Bahía de Algeciras, con 10 puntos de vertidos industriales y urbanos, más los frecuentemente producidos por el intenso tráfico de barcos (unos 400 buques cruzan el Estrecho cada día) y los fondeados permanentemente al amparo de Gibraltar. Damos una nueva bandera (nº 13) a la playa del Chinarral contaminada por el vertido de 70 Tn de fuel de un barco encallado el pasado diciembre. Un informe de la asociación científica Oceana, elaborado a partir de datos oficiales de la Unión Europea, indica que, solo en las instalaciones del Puerto de Algeciras, se vierten anualmente 773.000 toneladas de hidrocarburos pesados debido a malas prácticas o a usos ilegales. Por otro lado, cada año existe un trasiego de unos 5 millones de toneladas de combustible de un barco a otro (bunkering), con severas repercusiones en forma de derrames continuos. El “accidente” del buque Sª Nava en cualquier momento se puede repetir, con consecuencias ambientales mucho peores.

Los demás municipios (salvo Rota, Chiclana y la Barrosa) realizan una depuración primaria y secundaria o solo primaria (Barbate y La línea) precarias, que no garantizan la reutilización del efluente; para lograr la reutilización de las aguas residuales es necesario llegar a un tratamiento terciario. Este debería ser el objetivo a conseguir en todos los municipios litorales.

El total de vertidos es de unos 62 hectómetros cúbicos, de los que se reutiliza solo el 4 % (Rota y Chiclana). El 96 % de los vertidos van al mar sin reutilizarse (59 hectómetros cúbicos). Este volumen se aproxima al volumen del trasvase Guadiaro-Majaceite y a un 27 % del consumo de los regadíos de la provincia de Cádiz.

A partir de estas consideraciones, hemos decidido conceder 3 menciones positivas a actuaciones que suponen una mejora ambiental, 15 Banderas Negras (1 más que el año anterior) y 22 Puntos Negros (1 más que en el 2006).

Actuaciones que suponen una mejora tangible en la calidad ambiental del litoral:

1- El dictamen definitivo de la Consejería de Obras Públicas rechazando el proyecto de construcción de 700 viviendas (1 millón de metros cuadrados) en las marismas de Trebujena por tratarse de un núcleo desgajado del casco urbano (aplicación del POTA) y por apreciar riesgo de inundación (informe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir).

2- La salvación del Pinar del Hierro (Chiclana) debido a una sentencia firme del TSJA que obliga a la restauración de las 23 ha destruidas y la admisión por parte de la fiscalía provincial de 2 denuncias de la plataforma en defensa del Pinar del Hierro, por daños a la flora y fauna protegidas (ver bandera nº 4).

3- Ampliación de la zona de servidumbre de protección a 200 metros en la playa de Castilnovo (municipio de Conil), uno de los escasos lugares libres de construcción del litoral gaditano. No obstante, lamentamos la decisión de la Consejería de Medio Ambiente de renunciar a la compra de estos terrenos, sobre los que se cierne la amenaza de urbanización.

4º La compra de 3 salinas en el municipio de Puerto Real (Esperanza Grande, Esperanza Chica y San José, de 34 Ha de extensión) por parte de la Dirección General de Costas (MMA).


Mapa de las banderas negras y puntos negros de Cádiz


- Informe de Banderas Negras Cádiz 2007
- Informe en Power Point


 BANDERAS NEGRAS

15 Banderas Negras, una más que el año pasado, que corresponde a la playa del Chinarral y Punta de San García( ubicada en la Ensenada de Getares, en Algeciras) por el vertido de 70 Tn de fuel procedentes del buque Sierra Nava que encalló en diciembre de 2006

1ª.- Playas de Camarón, Cruz del Mar y Regla, en Chipiona.

Por el vertido de todas las aguas residuales urbanas ( de unos 60.000 habitantes en los meses de verano) sin depurar, que van al mar por un emisario submarino de 2800 m que tiene casi 20 años de antigüedad y presenta deficiencias de mantenimiento.

Está prevista la construcción de una depuradora cuyas obras deberían estar finalizadas en el 2008. Sin embargo, las obras no han comenzado todavía (ni siquiera se ha fijado el lugar para la depuradora), aunque si se está realizando la renovación de la red de saneamiento. Se ha perdido la ocasión de comenzar una red separativa de aguas pluviales y residuales que evite los vertidos por los aliviaderos a la playa durante la temporada de lluvias.

Si bien no hay evidencias de contaminación en la playa, mantenemos la bandera negra por el grave incumplimiento de la legislación sobre vertidos y el dudoso estado del emisario submarino.

2ª.- Playas de El Ancla y La Inmaculada, en El Puerto de Santa María.

Urbanización salvaje del litoral, arrasando amplios pinares y retamares, la "Arboleda Perdida", de Rafael Alberti. Destrucción de hábitats de especies protegidas, como el camaleón. Ejemplo de modelo insostenible de crecimiento urbanístico especulativo, con ocupación de zonas de alto interés ecológico, paisajístico e histórico en primera línea del litoral por urbanizaciones de segunda residencia.

Continúa el proceso urbanizador de construcción de pinares y retamares por lo que mantenemos la bandera negra.

3ª Playa de la Casería, en San Fernando.

Por la construcción, a escasos metros de las aguas de la Bahía y del Parque Natural, de siete torres de 16 plantas de altura (3 de ellas ya construidas), en contra de los informes de la Junta de Andalucía. Las obras infringen la Ley de Costas, que prohíbe las pantallas arquitectónicas en las zonas próximas al litoral. En este caso la pantalla visual impedirá la vista del saco interior de la Bahía desde la zona norte de San Fernando. Los equipamientos previstos invadirán también la zona de servidumbre de protección.

Con bastante tardanza, la Consejería de Obras Públicas ha impugnado judicialmente la licencia de obras otorgada por el Ayuntamiento. Este recurso continúa pendiente de fallo. No obstante, las obras no se han paralizado y las tres torres que promueve Arenal 2000 están prácticamente finalizadas. En el auto judicial que deniega la paralización se reprocha a la Junta de Andalucía la tardanza en actuar (sólo lo hicieron cuando la presión de Ecologistas en Acción los dejó sin argumentos). También la Consejería de Medio Ambiente ha abierto expediente sancionador a la Junta de Compensación por la realización de actuaciones en la zona de servidumbre de protección sin los correspondientes permisos.

Por otra parte, el Ayuntamiento de San Fernando, con los votos favorables de PA y PP, ha aprobado una modificación del PGOU para consolidar este modelo de torres a pie de Bahía en terrenos de la antigua fábrica de San Carlos, colindantes con la Casería. La bandera negra continúa estando más que justificada.

4ª.- Playa de La Barrosa-Novo Sancti Petri, en Chiclana.

Litoral ocupado completamente de hoteles, urbanizaciones y campos de golf, hasta el límite del término municipal de Conil, continuándose hacia el interior con la Loma del Puerco (Loma de Sancti Petri) con segundas residencias estacionales. Se han sepultado cordones dunares, arrasado pinares y eliminado diversos ejemplares de especies vegetales de gran valor como la planta insectívora Drosophyllum lusitanicum, el enebro marítimo y la camarina, con alteración irreversible de su hábitat. Se ha ocupado terreno de dominio público marítimo terrestre y la servidumbre de protección. Se han ocupado vías pecuarias. Se ha construido un paseo adoquinado sobre el acantilado y dunas con una anchura de 3m, de largo recorrido (de Torre del Puerco a La Barrosa) y se construye un nuevo campo de golf (Campano). Es inaceptable la situación a que ha llegado la zona en la popularmente conocida como “Loma del Puerco” y más turísticamente llamada “Loma de Sancti Petri”. La densificación y lo aparatoso de sus nuevas construcciones representan un atentado, no solo al medio ambiente litoral, sino al buen gusto y al sentido del goce y disfrute de un paisaje relajante como podría haber sido el del litoral gaditano. Y a pesar de todo, a esta playa se le sigue dando Bandera Azul!

Durante el último año han continuado las macrourbanizaciones en la “Loma de Sancti Petri”,

Se han producidos novedades favorables para la conservación del cercano Pinar del Hierro, un enclave botánico de extraordinario valor, amenazado de urbanización:
- Sentencia firme del TSJA que obliga a la restauración de las 23 Ha destruidas por parte del infractor (promotor inmobiliario).
- Admisión por parte de la fiscalía provincial de 2 denuncias de la plataforma en defensa del Pinar del Hierro por "evidenciarse hechos de posible significación penal" que implican al promotor causante de la destrucción y a varios excargos del ayuntamiento y delegación de MA.

Aunque los terrenos arrasados continúan siendo urbanizables la sentencia firme del TSJA en la práctica parece asegurar la protección del pinar durante un periodo de 20 años (periodo en que se estima la restauración ordenada).

5ª.- Playa y acantilado de Roche, en Conil.

La continuas construcciones en la urbanización Roche (Hotel de Confortel incluido) deterioran de manera acelerada el litoral de la urbanización; el acantilado sufre un claro retroceso debido a la erosión de las aguas de lluvia. Estas aguas han perdido su vertido a la playa en múltiples cárcavas y ahora vierten por menos sitios pero con más caudal y, por tanto, mayor poder erosivo. Es precisamente en estos acantilados donde se encuentran la mayoría de los enebros de la zona; enebros que cada año se encuentran más amenazados. Los enebros que, por Decreto de la Consejería de M.A. de la Junta de Andalucía, quedaron en jardines de chalets de zona urbana, en parte han desaparecido y en parte se encuentran aislados, perdiéndose su hábitat y situación natural. En peor situación se encuentra el Timus albicans o tomillo blanco, especie, igualmente, en peligro de extinción.

Las construcciones de primera línea de playa usurpan la Servidumbre de Protección del Dominio Público Marítimo – Terrestre y la Servidumbre de Tránsito, dificultando el libre acceso a la playa; han privatizado de facto la Cala Encendida y, su continuo crecimiento está provocando un efecto pantalla de cemento que impide el acceso e, incluso, la vista del mar.

La depuración de las aguas de la urbanización no ofrece ninguna garantía; la depuradora supera los límites legales y sigue siendo defectuosa por dos de sus características:
- No tiene separación de pluviales y fecales, habiéndose provocado un desbordamiento de aguas sucias desde la depuradora al mar por las lluvias caídas al final de la temporada de verano el año pasado.
- Tiene un emisario submarino insuficiente, de solo 500 metros, con el peligro que esto supone para las playas próximas.

Los continuos crecimientos urbanísticos, el escaso cuidado por evitar el efecto apantallamiento, la destrucción de especies protegidas y la mala depuración de las aguas urbanas, mantiene a la playa de Roche con el distintivo de BANDERA NEGRA

6ª.- Playa de El Palmar, en Vejer.

La aprobación del Plan Especial de El Palmar en año 2003 no ha conseguido resolver el caos urbanístico del espacio.

A la zona se le ha dotado de suministro de agua potable (ya conectado al sistema general de la Zona gaditana), pero los vertidos de todas las construcciones ilegales y legales continúan sin la más mínima depuración; el acuífero está salinizado y contaminado.

En el extremo NE, en la zona de la “Malcucaña” se está empezando a construir un hotel, cuyos jardines van a usurpar la servidumbre de protección del dominio público marítimo terrestre y dominio público hidráulico, en una zona de gran valor natural. En el otro flanco, el colindante con Mangueta, otro hotel sepultará bajo hormigón y asfalto un paraje completamente libre de edificaciones. No se entiende que, en un litoral con una construcción ilegal escandalosa, el Ayuntamiento de Vejer promueva la construcción de hoteles.

Por el descontrol urbanístico y ambiental de El Palmar, adjudicamos a la zona el distintivo de BANDERA NEGRA.

7ª.- Playa de Caños de Meca (Mari Sucia, Los Castillejos y La Laja) y Tómbolo de Trafalgar, en Barbate.

Edificaciones en el dominio público marítimo-terrestre, ausencia de depuración de las aguas fecales, sin red de abastecimiento de agua potable, sin alcantarillado, acuífero costero contaminado. Las aguas están calificadas como de baño y pesca. La depuradora de la urbanización “Playas del Estrecho” no garantiza el saneamiento de las aguas residuales. La arena de la playa de Los Castillejos está contaminada. El proyecto de la Delegación de Obras Públicas de construir una depuradora conjunta para El Palmar, Zahora y Caños de Meca, sigue sin ver la luz.

Transcribimos directamente la siguiente frase tomada del Atlas Hidrogeológico de la provincia de Cádiz (2005):
“En Los Caños de Meca, la superposición de pozos de abastecimiento, la inexistencia de redes de saneamiento y la utilización de los productos químicos requeridos por la agricultura, configuran una zona de riesgo para la salud pública y el medio ambiente”

Denunciamos como GRAVE IMPACTO la construcción de dos hoteles en el Tómbolo de Trafalgar. Se construirán en terrenos No Urbanizables (cuando en Caños de Meca quedan terrenos Urbanizables sin desarrollar), en el contacto con el DPMT y por tanto ocupando la Servidumbre de Protección de dicho dominio, y en zona LIC de la Red Natura 2000. Serán 45.000 metros cuadrados edificables que romperán el hábitat maravilloso de este tómbolo. Además se trata de un espacio donde se ha invertido dinero público de un proyecto LIFE para mejorar la protección y conservación natural.

Más razones que nunca para mantener y ampliar por partida doble la bandera negra.

8ª.- Playa de El Carmen, en Barbate.

La depuradora, construida hace más de ocho años, comenzó funcionar en septiembre de 2005 como resultado de la presión ejercida por la plataforma ciudadana ¡DEPURADORA YA! No obstante, la depuración es deficiente tanto en SS, DBO y DQO. Las analíticas oficiales confirman que los vertidos presentan niveles de contaminación muy por encima del máximo permitido por la ley. El vertido se realiza al río Barbate ya de por sí muy contaminado por las aguas residuales de Vejer, Zahara de los Atunes y los regadíos de su cuenca media y baja.

La denuncia de la Plataforma ¡Depuradora Ya! (contra el Ayuntamiento y la Junta) alertando de presuntos delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente por los vertidos al litoral, fue en principio admitida a trámite por la fiscalía y posteriormente archivada por no considerarse probado el daño ocasionado por la contaminación. Lamentamos esta decisión de la fiscalía provincial de medio ambiente

Mantenemos la bandera negra por considerar que la depuración es bastante deficiente y el vertido no es al mar por un emisario (caso de la Línea), sino al río Barbate, muy próximo a la desembocadura. La playa del Carmen está pegada a la desembocadura.

9ª.- Playa de Atlanterra, en Tarifa.

Edificaciones desmesuradas ocupando ilegalmente suelo que no está clasificado como urbano. Destrucción de cordones dunares de alto interés ecológico. Carencia de infraestructuras básicas para el suministro de agua y la depuración de los vertidos. La depuradora de la urbanización es totalmente insuficiente para la magnitud de vertidos que recibe, sobre todo en verano, e incumple los límites de contaminación.

La situación es semejante a la de años anteriores.

10ª.- Playa de Los Lances, en Tarifa.

Vertidos directos a la playa a la altura de la urbanización de Las Cañas. El municipio de Tarifa, con más de 20.000 habitantes, no depura sus aguas residuales. Solo posee un emisario de 1.800 metros, ROTO A 30 METROS DE DISTANCIA DE LA COSTA, que “aleja” las aguas contaminadas después de un mero pretratamiento. Es frecuente, sobre todo en invierno, ver manchas grandes de contaminación en las cercanías de la playa al soplar el Levante.

El avance del nuevo Plan General Municipal de Ordenación, contradiciendo al POTA, propone la urbanización de 14 millones de metros cuadrados, lo que sepulta todo el suelo no incluido en espacios protegidos.

Parte de las aguas residuales se vierten por una tubería directamente a la playa, lo que unido a la rotura del emisario, constituyen una situación de riesgo sanitario. Bandera más negra que nunca.

11ª.- Playa del Chinarral y Punta de San García, en Algeciras.

Por el vertido de 70 Toneladas de fuel-oil procedentes del buque Sierra Nava a finales de diciembre de 2006. Aunque el impacto del vertido haya sido menor, los riesgos y amenazas persisten.

12ª.- Isla Verde, en Algeciras.

Prácticamente todas las aguas residuales de Algeciras (más de cien mil personas) vierten en este punto sin la más mínima depuración. La paralización del proyecto para construir la depuradora es injustificable teniendo en cuenta que el estudio de alternativas y proyecto básico fueron aprobados hace ya 6 años por la Dirección General de Obras Hidráulicas. El Mº de Medio Ambiente ha adjudicado la obra (22,7 mill. de €), pero la depuradora no existe salvo en el papel. Desde enero del 2001 Algeciras infringe gravemente la legalidad en materia de depuración con absoluta impunidad.

13ª.- Fondos marinos lindantes con Acerinox y Central Térmica, en Los Barrios.

Elevadas concentraciones de metales pesados. Polvo procedente de la acería (incluido el níquel, conocido agente cancerígeno para las personas) y acumulación de cenizas a pocos metros de la playa.

14ª.-Playa en los aledaños de la refinería CEPSA, en San Roque.

Vertidos industriales de la refinería. Hidrocarburos mezclados con la arena en un frente de 2 km de playa. Reiteradas denuncias administrativas y judiciales contra CEPSA por vertidos industriales y hidrocarburos de buques. Son frecuentes los derrames de hidrocarburos de las gabarras gibraltareñas

15ª.- Litoral Gibraltareño.

“Bunkering”, gasolineras flotantes fondeadas en la Bahía. El trasiego de hidrocarburos se hace de un barco a otro para evitar el pago de impuestos. Se estima que se traspasan 5 millones de toneladas de combustible al año de esa forma. Como consecuencia se producen derrames continuos de hidrocarburos ocasionados por estos barcos .
Vertidos de aguas residuales hacía la Bahía por el Guari y hacia Levante por Punta Europa. Vertidos procedentes de la reparaciones navales militares en el Puerto Militar. Denuncias ante la UE. Amenazas intolerables por las visitas de submarinos de propulsión y armamento nuclear.


Mapa de las banderas negras y puntos negros de Cádiz


- Informe de Banderas Negras Cádiz 2007
- Informe en Power Point


 PUNTOS NEGROS

22 Puntos Negros, 1 más que el año anterior que corresponde a la playa de los Alemanes en el municipio de Tarifa, por la construcción de una urbanización que está destruyendo un bosque de acebuches, sabinas y enebros.

1.- Playas de Bajo de Guía y San Salvador, en Sanlúcar de Barrameda.

Por verter aguas residuales al arroyo del Salto del Grillo que llegan hasta la playa. Además, la Colonia Agrícola de Monte Algaida no tiene ningún tipo de depuración y las aguas fecales van al acuífero costero (en el Parque Natural de Doñana).

2.- Playas de La Calzada y Las Piletas, en Sanlúcar de Barrameda.

Por verter aguas fecales a través del Arroyo de San Juan y los aliviaderos (en época de lluvias) que desembocan en la playa, como evidencian las arenas negras y las algas bioindicadoras de contaminación. Denunciado judicialmente en el año 1999. Por el despilfarro energético y la contaminación lumínica que suponen los 30 focos de 3.000 W cada uno.

3.- Playa de Montijo, en Chipiona.

Por haberse cortado por unos particulares, el acceso principal a esta playa, contradiciendo lo establecido por la Ley de Costas y no haber actuado aún la Administración diligentemente. Ocupación así mismo, por vallado de hasta la servidumbre de tránsito, que invalida las actuaciones realizadas por Costas, recientemente, para bajar a la playa. Peligro inminente de urbanización en parcela dentro de la servidumbre de protección (100 m). Reclamamos la adquisición por parte de la Administración y aplicando la nueva Ley del Suelo de la finca particular que dificulta actualmente con dichas actuaciones el disfrute de esta pequeña cala, entre Sanlúcar y Chipiona, y muy utilizada por los vecinos de la Jara.

4.- Playa Micaela, en Chipiona

Por la aprobación en firme del proyecto para ampliar el Puerto de Chipiona sepultando en hormigón la playa Micaela (Grajuela) en un frente de unos 180 m contiguos al puerto. En los terrenos del Puerto existen 55.000 metros cuadrados sin desarrollar que podrían haberse utilizado para esta ampliación sin cementar una playa. Privatización injustificada del Dominio Público y destrucción de una pequeña playa tradicional del pueblo de Chipiona.

Durante el último año se han aprobado en pleno municipal sendos acuerdos para proteger la playa (modificación puntual del PGOU y solicitud a la Junta de Andalucía para la modificación del proyecto de ampliación del puerto). No obstante, el gobierno municipal no ha llevado a efecto ninguno de los dos acuerdos.
Se ha comenzado la parte del proyecto referida al interior del puerto actual pero hasta el momento playa Micaela sigue existiendo.

5.- Playa de la Ballena

Ejecución de la segunda fase de la gigantesca macrourbanización de Costa Ballena, el tramo de Chipiona. En total Costa Ballena (Rota-Chipiona) ronda las 40.000 plazas residenciales, más que los cascos urbanos de Rota y Chipiona juntos.

Se habla de la ampliación de la Ballena a la zona de Torrebreva (terrenos de los infantes de Orleans) como otro gran proyecto de golf, hípica…..geriátrico para el norte de Europa, pistas de entrenamiento deportistas nórdicos, etc. Nuevos suelos se urbanizan o se plantean la necesidad de ampliar los ya existentes. El ladrillo es más rentable que la zanahoria.

Consideramos punto negro por la especulación urbanística, el deterioro de la franja litoral y la creación de nuevos núcleos de población en lugar de potenciar turísticamente los existentes.

6.- Hotel Playa de la Luz.

El tribunal Superior de Justicia considera NO legalizable las obras del Centro de Talasoterapia. Lo anterior, junto a la ratificación del deslinde de la zona pública, no deja duda alguna del delito urbanístico cometido. Por tanto lo que corresponde es la demolición del edificio. Ecologistas en Acción ha solicitado de la Dirección General de Costas la demolición, no sólo del centro de talasoterapia, sino de toda la parte del hotel que ocupa dominio publico y servidumbre, así como la restauración del cordón dunar. Se solicita asimismo que se impida la recalificación del resto de suelo que ocupa el hotel para un uso residencial.

Después de la actuación del Ministerio de Medio Ambiente en el “caso H. Algarrobico” apareció el H.Playa en el listado de prioridades, demolición y recuperación del dominio público. Pero al parecer les han tenido miedo y han vuelto a retranquear. Las elecciones estaban cerca y desde la patronal se ponía encima de la mesa los puestos de trabajo. Otro proyecto, éste desde el Ayuntamiento roteñista, apunta a la demolición del centro de talasoterapia, la construcción del mismo en terrenos del Hotel, fuera del dominio publico, y la ruptura de la estacionalidad del empleo. Al día de hoy la edificación ilegal sigue en pie. Nuestro objetivo debe seguir siendo la recuperación de todo el dominio y la servidumbre pública.

7.- Corrales de Rota

Por carecer de un plan de uso y gestión (aprobado en BOJA por la Consejería de Medio Ambiente), tras más de 8 años desde su declaración como monumento natural.

Tampoco existe un documento técnico sobre elementos arquitectónicos y un modelo de restauración de los corrales de pesca, por lo que ante nuevas actuaciones y reparaciones cotidianas sigue sin haber criterios objetivos para valorar técnicamente los proyectos Todo sigue quedando a criterios de ingenieros y ecologista.

A fechas de Mayo del 2007, el Monumento Natural Corrales de Rota sigue sin tener un Plan de Uso y Gestión como recoge la ley, y no porque no se haya trabajado en ello, (se han presentado varios modelos en los que han trabajado ecologistas, mariscadores, técnicos de pesca, científicos, concesionarios de los corrales, seprona, etc…) sino porque, por cuestiones políticas, ha existido por un lado miedo y por otro intereses partidistas, ajenos a la gestión del bien público. Instamos a que desde los diversos organismos públicos implicados en el tema se resuelva de una vez por toda esta cuestión.

Consideramos que este embrollo de competencias, intereses políticos ajenos al monumento natural, e incompetentes no puede mantenerse por más tiempo. La administración y sobre todo la Consejería de Medio Ambiente tiene que toma una decisión para que de una vez por todas se regulen las actividades de forma clara e inequívoca, amén de clientelismos y oportunismos políticos.

Por ello, vemos oportuno el mantener la zona como punto negro (agujero negro) por la oscuridad e incertidumbre en la que lleva más de un quinquenio.

8.- Playas de Aguadulce (desde Punta Candor a Costa Ballena, en Rota)

La situación de construcciones y chabolas ilegales en este tramo de costas sigue sin resolverse. El año pasado denunciábamos que se había procedido por parte de nuevos propietarios que tienen sus casas en primera línea (casi arena mojada) a realizar protecciones de sus casas y tierras mediante la instalación de escolleras. Esto ha supuesto no solo un gran impacto paisajístico de la playa, sino que además impide el transito por la misma: ahora durante la pleamar, este tramo de costas se convierte en intransitable por el dominio publico, dado que el mar llega a las escolleras que se han instalado en la playa; todo ello con el permiso de Demarcación de Costas.
Este año se mantienen y aumentan las instalaciones de escolleras en los taludes de la playa. Esta zona debería de ser objeto de un plan de recuperación del dominio público y un mayor rigor por parte del Ayto. de Rota en controlar las edificaciones ilegales.

9.- Playa del Chorrillo (Colindante con la Base Naval zona de Rota)

El año pasado se construyó una gran escollera perpendicular a la línea de playa que vino a sustituir a la antigua alambrada militar. Con la excusa de la necesidad de realizar un espigón de protección al objeto de no perder los áridos aportados en la regeneración de esta playa, se ha levantado este muro que rompe el paisaje litoral. La escollera solo sirve como elemento de seguridad de las instalaciones militares de la Base Naval. Un proyecto del Ministerio de Medio Ambiente (_Tercera fase del Paseo Marítimo y regeneración de la playa del Chorrillo) ha encubierto unas obras de carácter militar que hacen más lejana la reivindicación ciudadana de usar este trozo del litoral que desde hace medio siglo tienen embargado a la población roteña.

Punto negro a una actuación de Costas (la construcción de la escollera) injustificada y que genera una degradación del litoral manteniendo además la privatización injustificada del dominio público de una playa hoy día dentro de una de las zonas de mayor densidad de población de Rota. Reivindicamos el uso público de la playa del Almirante y el paso a la misma a través de las escolleras construidas.

10.- Playa del Almirante, en El Puerto de Santa María.

Playa cerrada al público por las autoridades militares de la Base Naval de Rota.

11.- Playa de Fuentebravía, en El Puerto de Santa María.

Construcciones de edificios en el acantilado y rellenos en la playa y en el acantilado, realizados con un manifiesto incumplimiento de la Ley de Costas, provocando continuas pérdidas de arena.

12.- Playa del Río San Pedro, en Puerto Real

Por los vertidos de la depuradora de Puerto Real (Trocadero) que funciona muy deficientemente. Esta es la única playa de Puerto Real y además se encuentra en regresión.

13.- Playa de La Victoria en Cádiz.

Por el enorme despilfarro energético, el coste económico y la agresiva contaminación lumínica que representan los más de 200 focos halógenos de alumbrado con 2.000 vatios de potencia cada uno, produciendo difusión del flujo luminoso hacia el cielo, intrusión lumínica y deslumbramiento. 25 puntos de vertido en la ciudad de Cádiz, según la Consejería de Obras Públicas (9 de aguas sanitarias urbanas y 16 de aguas pluviales). Orla de desperdicios y basuras que ribetean todo el borde costero de la Avenida de la Bahía y del casco antiguo de Cádiz.

Los aires expansionistas de algunos pretenden “crear” una insostenible playa artificial en la alameda Apodaca. La poco menos que imparable amenaza del 2º puente sobre la Bahía, además del fortísimo impacto ambiental, provocará un incremento del todo insostenible en el tráfico rodado. Para rematar las amenazas, el nuevo PGOU de la ciudad pretende ¡rellenar con cinco bloques de pisos sobre pilotes la bahía de Cádiz en Cortadura!; con el pretexto de construir 500 pisos para jóvenes, se agudizaría hasta extremos insoportables el relleno continuo que sufre la lámina de agua.

También percibimos como amenaza la idea del PGOU de ejecutar una red de senderos y embarcaderos en pleno parque natural de la Bahía, unida a “equipamientos enfocados al ocio compatible con el medio ambiente”: la escasa sensibilidad ambiental del ayuntamiento gaditano, nos hace augurar lo peor.

14.- Playas de La Fontanilla, Puntalejo y Fuente del Gallo, en Conil

En estas playas, la Demarcación de Costas en Cádiz ha llevado a cabo “obras de restauración” totalmente inaceptables, duras y agresivas con el medio natural: se han arrasado y eliminado los salientes, se han derrumbado los cabos y rellenado los entrantes, se ha bajado la cota de zonas elevadas, tapado las cuevas, colocado al pie del acantilado rocas enormes que no son de la zona, cambiando así la morfología de la playa, arrasado la cornisa superior quitándole su vegetación y con ello consistencia, eliminado el búnker del Roqueo, un elemento apreciado y que formaba parte de la imagen del lugar. Hoy los acantilados se encuentran irreconocibles, amanerados y “enmallados”.

Todas estas actuaciones han posibilitado actuar con seguridad en la construcción del borde superior de los acantilados. El actual PGOU de Conil de la Fra. declara urbanizable todo el frente litoral desde el Puerto de Cabo Roche hasta el núcleo urbano de Conil, hecho que, aunque legal, nos parece ilícito y lamentable.

La magnífica Playa de Castilnovo, apreciable y casi único tramo libre de construcciones del litoral gaditano, merece conservar su paisaje y calidad. Aunque la zona aparece en el PGOU de Conil como No Urbanizable, existe recurso en el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo sobre dicha calificación, y los promotores urbanísticos, junto a algún propietario, presionan en el mismo sentido. Ecologistas en Acción ha solicitado a la C.M.A. de la Junta de Andalucía que proteja a este espacio (playa y prado posterior) bajo la figura de Paraje Natural. Por ahora la respuesta de la Consejera es negativa. Igualmente E.A. ha solicitado al Mº de M.A. que lo adquiera para protegerlo, según su programa de adquisición de fincas asociadas a litorales valiosos. La respuesta de la Ministra ha sido favorable, pero aún no está confirmada. Esperamos que pase pronto a ser espacio público y definitivamente salvado del hormigón, y que nunca tenga que soportar sobre su arena una triste bandera negra. Calificamos a esta playa de Castilnovo como AMENAZADA.

15.- Playa de Bolonia, en Tarifa.

Por sufrir los vertidos de aguas negras al Arroyo Alpariate, que terminan en la playa, y la proliferación de edificaciones ilegales que están deteriorando un paraje de excepcional valor paisajístico, que forma parte del Parque Natural del Estrecho Tarifa-Algeciras. La depuradora de Bolonia y El Lentiscal está adjudicada (más de 10.000 personas en época punta), pero mientras tanto los vertidos incontrolados persisten.
Mamotreto de hormigón altamente impactante y sin ningún respeto hacia el valiosísimo legado histórico de Baelo Claudia. Introducción en los jardines de la planta alóctona Carprobus sp.

16.- Playa de Paloma Baja, en Tarifa.

Proliferación de construcciones ilegales con pozos negros en terrenos del Parque Natural del Estrecho Tarifa-Algeciras. La arena de la playa del Zapillo está contaminada, según los informes de la Consejería de Salud.

17.- Playa de Los Alemanes, en Tarifa.

Por el inicio de las obras de urbanización que han destruido gran parte de la cobertura vegetal existente en la zona, incluido un valioso bosque litoral con acebuches, sabinas y enebros marítimos. Hay también vertidos de aguas residuales.

18.- Zona Portuaria de Algeciras: Saladillo, Paseo de la Conferencia y Playa de los Ladrillos.

En el Saladillo vertidos de aguas residuales, por conservas de pescado y reparación de barcos. En el Paseo de la Conferencia desemboca el Río de la Miel, por completo contaminado por aguas residuales. En la playa de los Ladrillos existe contaminación por metales pesados y vertidos esporádicos de aguas residuales.

19.- Estuario del río Palmones, en Los Barrios.

Recibe los vertidos de los ríos de las Cañas (o Palmones), donde van a parar las aguas residuales de Los Barrios (18.000 h.) y Guadacorte, que cuentan con sendas depuradoras que funcionan deficientemente, sobre todo en verano. La depuradora de Guadacorte, que recoge también los vertidos pretratados de los polígonos industriales Palmones I y II funciona deficientemente, sobre todo en verano.

20.- Aledaños de la monoboya de la refinería de CEPSA, en Algeciras.

Vertido de hidrocarburos por derrames.

21.- Río Guadarranque, entre Los Barrios y San Roque.

Vertidos de aguas residuales de los Barrios, San Roque (23.000 hab.) y de los Polígonos Industriales de Guadarranque. La depuradora de San Roque ha mejorado su funcionamiento respecto al año anterior aunque no llega a cumplir los valores de referencia. San Roque Casco vierte parte de las aguas residuales al arroyo Madrevieja (afluente del río Guadarranque), y las barriadas de Taraguilla y Estación San Roque al río Guadarranque.

Vertido de residuos peligrosos procedentes de lavado de cisternas. Contaminación térmica por encima del límite de temperatura procedente de las aguas de refrigeración de la central térmica de Endesa.

22.- Vertidos en el río Cachón de Jimena, entre los términos municipales de San Roque y La Línea (junto al Hotel Rocamar).

Procedentes de viviendas ilegales.

PROPUESTAS

La oleada de cemento que invade el litoral, unida a la especulación salvaje y el enriquecimiento ilícito, representan una de las mayores amenazas para nuestro castigado litoral. Cada nuevo complejo hotelero, campo de golf y urbanización, agota un pedazo más de un litoral acosado y mermado, generando plusvalías especulativas, degradación ambiental y caos en los equipamientos y servicios. Para detener el creciente deterioro del litoral gaditano, evitar la degradación de los recursos no renovables: playas y paisaje, y garantizar un desarrollo sostenible en nuestros municipios costeros, PROPONEMOS UNA MORATORIA A TODA INTERVENCIÓN URBANÍSTICA EN EL PRIMER KILÓMETRO DE COSTA, hasta que no se defina una Estrategia Integral de Protección, Conservación y Gestión del litoral andaluz, entendiendo que el territorio es un bien no renovable, esencial y limitado, como certeramente afirma la “Nueva Cultura del Territorio”.

Proponemos el aumento de la Servidumbre de Protección del Dominio Público Marítimo Terrestre de los 100 metros mínimos que prescribe la ley a los 500 metros, para blindar el frente litoral contra las presiones especulativas.

Es imprescindible un plan de prevención de la contaminación del litoral, que elimine cualquier vertido contaminante, tanto desde tierra como desde el mar, con indicadores precisos y evaluables de la calidad ambiental. Hay que establecer un nuevo inventario de contaminantes marinos. La Directiva Marco de Aguas debe aplicarse con rigor, sobre todo los principios de acción preventiva y de corrección de los atentados al medio ambiente, preferentemente en la fuente misma. Los objetivos de recuperar y mejorar la calidad ambiental del litoral son irrenunciables y deben garantizarse aplicando la Ley de Prevención y Control Integrados de la Contaminación.

Ecologistas en Acción considera necesario incorporar a los análisis microbiológicos y físico-químicos que establece el control sanitario oficial de las aguas de baño (Real Decreto 734/1988), analítica para evaluar la presencia de metales pesados como arsénico, zinc, cromo, níquel y plomo, ampliando los puntos de toma de muestras y la periodicidad de éstas. Los informes del Programa de Vigilancia Sanitaria de la Calidad de Aguas de Baño de la Consejería de Salud son claramente insuficientes y arrojan pocas garantías.

Es necesario que se persigan sin contemplaciones a los “usuarios” de quads y motos náuticas que no cumplen con la legalidad, representan un factor de peligro para los que disfrutan de la playa y rompen con el ruido y la contaminación el preciado descanso.

Debe mejorar el acceso a la información medioambiental sobre el estado de las playas y el funcionamiento de las depuradoras. Esta información debería estar actualizada y disponible libremente en Internet, una vez que está en vigor desde hace un año la Ley 27/06 (Aarhus), que garantiza el libre acceso a la información medioambiental.

No podemos dejar de hacer un llamamiento a los mandatarios y a los usuarios del litoral para que tengan en cuenta las amenazas que el Cambio Climático arroja sobre la franja costera. El último Informe de Evaluación del IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático) nos advierte de que el nivel del mar subirá entre 18 a 59 centímetros a lo largo de este siglo, tanto por fusión de los hielos como por dilatación del agua del mar. Cada centímetro de aumento en el nivel del mar arrastra una regresión de la línea de costa de aproximadamente un metro; por tanto, nuestras costas pueden sufrir un retroceso de más de 20 metros si no reducimos las emisiones de CO2, ahorramos y usamos energías renovables.

Por último, hacemos un llamamiento a los usuarios de las playas para que colaboren en su limpieza, llevando las basuras a los contenedores más próximos, no enterrando los cigarrillos en la arena, prescindiendo de los vehículos con motor en la playa (sobre todo las motos de 4 ruedas), evitando las motos náuticas en las zonas de baño, y reduciendo la contaminación acústica.

Confiemos en que estas "distinciones" de Banderas Negras y Puntos Negros se truequen en verdaderas Banderas Azules de aguas y arenas limpias y de un litoral ecológicamente saludable y libre de las agresiones urbanísticas para el año próximo.


Mapa de las banderas negras y puntos negros de Cádiz


- Informe de Banderas Negras Cádiz 2007
- Informe en Power Point




Visitantes conectados: 453