Un Programa por la Tierra para Cuenca

El cambio político en el municipio de Cuenca tras las últimas elecciones, puede dar lugar a la entrada de nuevas iniciativas que supongan un giro a la preocupante situación actual del medio ambiente en el municipio.

"Un Programa por la Tierra para Cuenca" propone cambios profundos en la política ambiental del Ayuntamiento de Cuenca. Estos cambios deben realizarse en todas las áreas municipales, puesto que la gestión ambiental es transversal y afecta a todos los ámbitos.

La Concejalía de Medio Ambiente debe llegar a ser una de las que marque la política general de la corporación y deberá poseer suficientes medios materiales y de personal para llevar a cabo una gestión eficiente. Pero tan importante o más, es que las políticas ambientales impregnen toda la política municipal. De poco sirve una gestión adecuada en materia de residuos si, por ejemplo, los aspectos de movilidad o urbanismo no se rigen por una perspectiva ambiental.

Las propuestas que se exponen en el documento “Un programa por la tierra para Cuenca”, pueden resumirse en los siguientes 12 puntos:

1. Establecer un objetivo de reducción del 20% en el consumo de energía al final de la legislatura respecto al comienzo de la misma, a través de políticas de ahorro y gestión de la demanda, y aumentar las energías renovables, fijando objetivos concretos.

2. Modificar el Plan de Ordenación Municipal (POM) que está actualmente en tramitación, con el fin de limitar los nuevos crecimientos urbanísticos a las necesidades reales de vivienda y de equipamientos públicos. Estos crecimientos se harán siempre en torno al casco urbano, y no supondrán más de un 10% sobre la superficie urbana y población actuales.

3. Paralizar la urbanización (construcción de viviendas u otras edificaciones) en zonas inundables. Reducir los espacios fluviales artificiales a los mínimos necesarios y recuperar para la dinámica fluvial y para el disfrute público las zonas de ribera e inundables. Como mínimo se debería establecer la no urbanización de la zona que los expertos denominan de “libertad fluvial”, que podemos identificar con el área de máxima crecida extraordinaria (con los criterios de la normativa vigente, 100 metros a partir de la línea de máxima crecida ordinaria).

4. Poner fin a la aprobación de convenios urbanísticos de planeamiento.

5. Elaborar Planes de Movilidad Sostenible que fomenten en zonas urbanas el transporte no motorizado (peatón, ciclista), el transporte público y limiten el uso del transporte privado motorizado, especialmente en el centro de la ciudad y casco histórico.

6. Controlar y vigilar el cumplimiento de la normativa de calidad del aire en el área metropolitana.

7. Fomentar el ahorro de agua a través de la aprobación de ordenanzas para su uso eficiente y a través de campañas de sensibilización. Paralizar nuevas captaciones, no justificadas ante la ineficiencia del uso de las actuales.

8. Implementar definitivamente el Plan Regional de Residuos Urbanos, con un nuevo contenedor de residuos orgánicos. Establecer instrumentos y medidas que incentiven la separación de residuos y la reducción de al menos un 10% en peso de las basuras generadas.

9. Establecer políticas de compra pública que fomenten productos y servicios ecológicamente sostenibles.

10. Promover la participación pública de las organizaciones ecologistas, y potenciar su papel como vehículos de participación y sensibilización. Todo dentro de un Impulso decidido de la Agenda 21 Local de Cuenca.

11. Conservar el Casco histórico de la ciudad, las Hoces del Júcar y Huécar y, en general, el paisaje natural de su entorno, así como los edificios singulares fuera del casco.

12. Conservar el rico patrimonio natural y forestal del municipio de Cuenca.

Estas propuestas suponen el documento de trabajo que habrá de servir de inicio a las conversaciones con el nuevo gobierno municipal, en cuanto se constituya la nueva corporación.




Visitantes conectados: 138