Contaminación acústica de una discoteca al aire libre de Barbate

Ecologistas en Acción, durante este verano, se ha dirigido por escrito y telefónicamente al Ayuntamiento de Barbate para solicitar respuestas a esta situación insostenible. El Equipo de Gobierno está estudiando las medidas a tomar.

En varias ocasiones y durante los últimos años, vecinos y vecinas de Barbate, algunos muy angustiados, nerviosos y hartos, que viven al este del Paseo Marítimo de Barbate, se han dirigido a esta organización a causa del impacto acústico que sufrían y sufren por los ruidos provenientes de una discoteca situada en esa zona, a menos de 200 metros de núcleos habitados. En estos fines de semana y desde mediados de Junio, sus quejas telefónicas y por escrito se han vuelto a repetir ante el nuevo Equipo de Gobierno. El anterior no hizo nada. Al ruido de la discoteca se suma el de la algarabía indescriptible de vehículos-discoteca, toques de claxon, gritos..., que impiden dormir en esa zona durante los fines de semana del verano. No sabemos el tipo de licencia que tiene dicha discoteca. No obstante, hemos podido observar que su frontal y techo no están cerrados, por lo que el ruido insoportable, unos días más y otros menos, se difunde por toda la zona los viernes y sábados hasta las 7 de la mañana.

Pensamos que la licencia fue concedida en su día de forma supuestamente irregular, ya que no cumple las condiciones de una licencia de este tipo, entre otras cosas, horarios, insonorización y situarse a unos 200 metros de zona habitada, por lo que debería de anularse, paralizando la actividad inmediatamente y obligando a su insonorización o traslado a otra zona a más de 2000 metros de núcleos habitados.

Hay una extensa legislación que fundamenta nuestra denuncia y la de los vecinos: Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas. Decreto 2414/61; Ley de Espectáculos Públicos de Andalucía,13/99; Ley 7/1994, de 18 de mayo, de Protección Ambiental; Decreto 74/1996, de 20 de febrero, Reglamento de calidad del aire; Decreto 326/2003, de 25 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica en Andalucía,...o las Ordenanzas Municipales sobre Ruidos. Además, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos estima que el mantenimiento de estas situaciones vulnera el art. 8 del Convenio de Roma de 4 de noviembre de 1950 (Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales) entendiendo que con tales situaciones de ruidos se vulnera los derechos del disfrute de domicilio y el respeto de la vida privada y familiar. Estas leyes y normas tratan de compaginar el derecho al descanso con el derecho a la diversión, aunque el primero es prioritario.

El derecho a no soportar inmisiones acústicas de manera que afecte a la salud, calidad de vida y bienestar de las personas puede fundamentarse también, desde la óptica constitucional, en el derecho a la intimidad personal, a la inviolabilidad del domicilio, art. 18.1 y 2 CE y en el derecho a la salud, art. 43 de la Norma Fundamental. Y como otros referentes normativos desde la Directiva 2002/49 CE. de 25 de junio de 2002 (LCEur 2002, 1983) sobre la Evaluación y Gestión medioambiental a la Ley 37/2003 del Ruido. Como precedentes jurisprudenciales se pueden citar numerosos casos desde 1994 tanto del TEDH como del Tribunal Constitucional.




Visitantes conectados: 387