Alegaciones al POM de Cañada de Calatrava

El modelo territorial que se presenta en este Plan de Ordenación Municipal (POM) supone un crecimiento desorbitado y ambientalmente insostenible, con la construcción de 5.599 viviendas y el consiguiente aumento de la población absolutamente desmesurado, pues se pasaría de los 106 habitantes del padrón municipal de 2005, a 16.797 habitantes según las previsiones del plan, es decir se multiplicaría por 160 la población actual en un plazo de diez años.

La justificación que el Ayuntamiento da para este crecimiento extraordinario son las previsiones en base a la construcción del aeropuerto de Ciudad Real, sin embargo, este POM no ha tenido en cuenta los crecimientos que se están desarrollando en municipios del entorno como Ballesteros de Calatrava (que pasará de 600 a 16.000 habitantes) o Pozuelo de Calatrava (que pasará de 5.000 a 30.000 habitantes), a los que se une ahora los 17.000 habitantes que plantea Cañada de Calatrava.

De esta manera se pasará a nivel subcomarcal de 5.700 habitantes para estos tres municipios a 63.000 habitantes, es decir, casi alcanzar una población como la de Ciudad Real capital.

Ecologistas en Acción de Ciudad Real considera que todo crecimiento superior a los 2.000 habitantes es irreal, debiendo ceñirse al entorno inmediato del actual casco urbano y debiendo tener en cuenta las medidas correctoras, protectoras y compensatorias para preservar la Zona de Especial Protección Para las Aves (ZEPA) del Campo de Calatrava que se establecieron como consecuencia de la DIA del Aeropuerto de Ciudad Real.

A juicio de esta asociación, el POM de Cañada de Calatrava, tal y como está planteado, no garantiza la protección de elementos geomorfológicos de protección especial, como el volcán de Cabeza Parda, ni la preservación de las comunidades de aves esteparias existentes al norte del casco urbano, pues en ambos casos se ha planteado el desarrollo de Sectores Industriales.

Pese a que el plan afirma que se han implementado como objetivos de protección ambiental del mismo la conservación de los hábitats naturales, la protección de la fauna y flora o la mejora de la calidad del aire o de la contaminación acústica, la realidad queda muy lejos cuando se prevé un aumento insostenible de la ocupación del suelo del municipio.

Por otro lado, los crecimientos urbanísticos propuestos afectan muy gravemente a ámbitos de protección y prevención arqueológica, lo que contraviene el espíritu de la legislación sectorial de conservación del patrimonio y de la propia TRLOTAU, no proveyéndose medidas protectoras, correctoras e incluso compensatorias.

Asimismo, este POM no ha tenido en cuenta la importancia del tercio norte del municipio para la conservación de numerosas especies amenazadas, con presencia constatada, por censos y estudios realizados por el propio Aeropuerto de Ciudad Real.

Ecologistas en Acción, ha solicitado al Ayuntamiento que informe negativamente la aprobación de este POM, al tiempo que ha solicitado públicamente una moratoria transitoria en la aprobación de planes y modificaciones urbanísticas en el ámbito del Plan de Ordenación Territorial del Corredor Ciudad Real-Puertollano, mientras no se pongan en funcionamiento la Comisión de Seguimiento y el Observatorio de la Biodiversidad vinculados a la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto: Aeropuerto de Ciudad Real.




Visitantes conectados: 113