La cementera COSMOS renuncia a incinerar residuos

El pasado día 17 de septiembre la cementera COSMOS envió un comunicado a la prensa en el que especificaba, que tras las movilizaciones y presión social recibida por su intención de utilizar residuos como combustible, renunciaba a utilizarlos como tal, y por tanto, seguiría utilizando derivados del petróleo.

Este anuncio se produjo sólo 4 días después de organizar la primera movilización por parte de la plataforma Anti-incineradora formada por organizaciones ecologistas y vecinales, que marcó un hito en la ciudad. Tanto es así, que aún no habiéndose publicado la intención de COSMOS, esta plataforma ya tenía previsto reunirse el mismo día 17 de septiembre para coordinar y planificar acciones reivindicativas para impedir con ello que esta cementera, ubicada a escasos 200 metros de zonas residenciales de Córdoba, pudiera quemar residuos como neumáticos, plásticos y lodos, aumentando el riesgo de emitir a la atmósfera gases y partículas tóxicas y nocivas para la salud, algunas de ellas cancerígenas, cargando aún más de contaminación el ya contaminado aire de la ciudad.

Esta movilización social ha servido para que la empresa se replantará su decisión y considerará la salud de las/os vecinas/os, aunque también ha servido para detectar la poca sensibilidad sobre contaminación atmosférica mostrada por Administraciones Públicas como la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía (quién autorizó dicha quema) o la Federación de Asociaciones de Vecinos Al-zahara, quienes no mostraron ni un ápice de disconformidad, a pesar de la evidencia lógica del efecto de la quema de residuos, y el riesgo que ello supone para la salud.

Es por todo ello, que Ecologistas en Acción desea felicitar a todas/os aquellas/os ciudadanas/os de Córdoba que demostraron con su valentía y expresión libre que la salud de las/os cordobeses/as es lo primero, y que tanto las empresas como las instituciones públicas deben considerar los efectos negativos tanto sociales como ambientales de las diversas formas de actividad humana, y que por tanto hay que apostar por un desarrollo sostenible, que implique el compromiso de todos los agentes ecónomicos, sociales, académicos y vecinales para asegurar a medio-largo plazo el bienestar de las nuevas generaciones y la preservación de nuestro medio ambiente.




Visitantes conectados: 305