Ecologista nº 94

  Sumario  

 Editorial

Minería y violencia

"Las minas son violencia, una violencia lenta sobre nuestras vidas y sobre la naturaleza". Así de contundente lo expresó una de las activistas integrantes del Grupo de Minería durante el VII Congreso de Ecologistas en Acción celebrado entre el 7 y el 10 de diciembre en Valladolid.

La fiebre de las minas ha resurgido en España. Hasta ahora nos llegaban informaciones de grandes proyectos mineros el continente africano o en Latinoamérica. Como el caso de mina de Mariana, el mayor desastre ambiental de Brasil, que recogemos entre estas páginas de la revista Ecologista. Grandes minas a cielo abierto que desplazan a comunidades enteras, las despojan de sus tierras, de su forma de vida y contaminan el suelo y el agua.

Frente a eso, las personas que defendemos el ecologismo social nos sentimos agredidas. Pero las multinacionales mineras no descansan, tanto las que tienen capitales españoles, como canadienses, australianos, chinos, ingleses... han tomado posiciones ya en el Estado español. La Ley de Minas divide el territorio en cuadrículas mineras y las multinacionales ya han solicitado su trozo de tarta.

El ejemplo de la mina de litio que se pretende abrir en Cáceres, del que informamos en este número, y otros tantos proyectos mineros, esperan el pistoletazo de salida y revelan el sigiloso avanze de la estrategia del neoliberalismo en España.

El capital especulativo ha encontrado en estas explotaciones su nicho de mercado, tras la burbuja inmobiliaria, pero sobre todo ante la falta de recursos, subida del precio de los minerales y una búsqueda desesperada de materias primas.

Una minería a cielo abierto con graves impactos sobre la biodiversidad, el territorio, las personas y la vida. Todo esto es posible gracias a nuestra ley minera. Urge tumbar la Ley de Minas vigente, de 1973, preconstitucional y franquista que otorga todos los derechos de explotación a cualquier empresa que presente un proyecto. Una ley laxa que atrae a los capitales especulativos.

Por eso, Ecologistas en Acción ha decidido que 2018 sea el año para luchar contra estos proyectos. El Grupo de Minería de esta organización, formado por expertas y expertos en la materia está trabajando sobre diferentes iniciativas para desenmascarar a los capitales mineros incluso a la propia Comisión Europea, como revelamos en las páginas del especial de este número. Es decir, cómo Europa impulsa planes mineros con acuerdos y recomendaciones para que las multinacionales consigan su objetivo. Todo ello, amparado por lobbies y comisarios, alguno español.

Justo este año cuando se cumplen dos décadas del desastre ambiental de Aznalcollar, el Grupo de Minería quiere desentrañar qué representan estos proyectos mineros y a quién benefician.

Este 2018 es también un año de celebraciones para Ecologistas en Acción. Cumplimos 20 años desde nuestra creación y hoy somos un referente con más de 300 grupos activos en todo el Estado. Por ello, vamos a llevar a cabo charlas, debates y otros actos, junto con la publicación de un libro. 20 años y los que quedan para seguir defendiendo el ecologismo social desde la diversidad.




Visitantes conectados: 332