42.000 toneladas de chatarra ponen en peligro el Estrecho de Gibraltar

Los trabajos de rescate del barco New Flame, que consisten en seccionar en dos el buque, ponen en riesgo el Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán , ya que puede desprenderse la carga cuando se seccione el chatarrero, entre la que hay tubos de escape, baterías...

Los dos buques -Boulder y Anglian Earl- contratados por la empresa griega Tsalviris para cortar el barco chatarrero iniciaron los trabajos de salvamento.

Cuando se seccione el buque, las 42.000 toneladas de chatarra que transportaba el barco, pueden desprenderse e ir a parar al fondo marino, lo que contaminaría la flora y la fauna no sólo de la Bahía de Algeciras, ya que podría extenderse hasta el mar de Alborán y el Parque Natural del Estrecho con las fuertes corrientes marínas.

El Gobierno de Gibraltar ha autorizado a la compañía griega a que comience con las operaciones de rescate del barco chatarrero New Flame, que encalló el pasado 12 de agosto en la Bahía de Algeciras tras colisionar con el petrolero Torm Gertrud.




Visitantes conectados: 504