Denuncia de la contaminación lumínica en San Roque

Desde el Ayuntamiento se ha anunciado la inauguración, a primeros de diciembre, de 90.000 bombillas para el alumbrado navideño, mientras la Junta de Andalucía anuncia que en el Campo de Gibraltar existe polución lumínica y prepara un Reglamento para luchar contra la misma.

Según la Junta de Andalucía, esta polución, poco conocida entre la población, provoca desajustes en el equilibrio natural del entorno.

Desde Verdemar Ecologistas en Acción, entendemos que esta ostentosidad es fruto del desconocimiento. Parece ser que en el consistorio no se han enterado de que existe un problema mundial que se llama cambio climático, que en esta comarca existen seis centrales térmicas altamente contaminantes, que todas superan el umbral establecido en la Unión Europea de emisiones de dióxido de carbono y de óxidos de nitrógeno. Estos gases aportan, por sí solos, más del 60% de las sustancias que producen el efecto invernadero.

En términos globales y siempre según los datos ofrecidos por la Junta de Andalucía, en el Campo de Gibraltar se emiten más de 6.023.000.000 kg/año de dióxido de carbono, 5.260.000 kg/año de óxidos de nitrógeno,, 573.000 kg/año de partículas, etc…

Resulta injustificable el enorme gasto que supondrá este despilfarro para las arcas municipales (precio por Kw/h, gastos de mantenimiento…), el desmesurado consumo de energía eléctrica y, consecuentemente, de emisiones atmosféricas que ello conllevará, por el simple hecho de hacer una demostración irracional de poderío.

Desde este colectivo no decimos que se deje todo a oscuras, simplemente que se puede utilizar menos luz, menos tiempo y no por ello la navidad dejará de lucir en el municipio. Si la navidad comienza el día 24, la inauguración debiera hacerse como muy pronto el día 20, con lo que se ahorrarían 20 días de despilfarro. En vez de llenarlo todo de bombillas, debiera hacerse sólo en plazas, y alguna calle céntrica, etc…

Parece ser que este ayuntamiento tiene acciones en alguna compañía eléctrica, de lo contrario, no se entiende que, necesitándose urgentemente una conversión hacia un modelo energético sostenible, se potencie de esta forma el consumo de energías contaminantes.




Visitantes conectados: 481