Visita interpretativa a la reserva de la Biosfera Sierras de Francia-Béjar

Sirve esta edición de Pasea para que Ecologistas pida a la Junta de Castilla y León que haga efectiva la declaración del PARQUE NATURAL DE LAS QUILAMAS, al tratarse de la expresión viva del paisaje y la fauna mediterránea de Salamanca que impulsará el motor de desarrollo sostenible en estos pueblos diezmados de la provincia.

La asociación ecologista se desplazó el domingo hasta el mismo corazón de la recién declarada Reserva de la Biosfera en un recorrido desde San Martín del Castañar hasta Linares de Riofrío. A través de los caminos del pico Cervero, del Codorro y del Castillo disfrutaron de una otoñada soleada por la calidad ambiental contenida en los valles de las Quilamas, la Palla o el bosque de La Honfría.

Después de seis años de que se iniciara el programa de senderismo y naturaleza PASEA, una iniciativa que pretende dar a conocer la provincia y divulgar sus valores para su disfrute y para profundizar en su conservación, “desde Ecologistas valoramos con agrado la participación y el interés mostrado por la gente de Salamanca para con esta campaña de educación ambiental”, ha declarado Carlos Lumbreras, portavoz de la asociación. Y eso, añade, “a pesar de que en cada salida sólo se desplaza un autocar y en ocasiones tenemos que dejar personas en tierra, pues no pretendemos una masificación en zonas sensibles que pudiera poner en riesgo el espectacular paisaje, la fauna y la flora, y el rico patrimonio cultural que mantienen estas zonas casi vírgenes, y, al ser un grupo reducido, con la colaboración de alumnos universitarios que nos acompañan en prácticas sí conseguir una mejor atención a los participantes”.

Los alumnos de Ciencias Ambientales con Ecologistas en Acción de Salamanca ayudaron a los participantes a interpretar cómo estas lomas y los valles que generan en torno a los cursos de agua se encuentran en un excelente estado de conservación, lo que, unido a una representación envidiable del monte mediterráneo, hace que alberguen una fauna única, abundante y estrictamente protegida.

Aquí cría y se reproduce la colonia de Buitre Negro más numerosa de la provincia, además de dar cobijo a numerosas parejas de Cigüeña Negra, Halcones, Búhos Reales, Alimoches o Águilas Reales, bajo la atenta mirada, quizá, de los últimos Linces Ibéricos. Los ecologistas quisieron poner así de relieve la necesidad de proteger esta sierra dentro de la Red Autonómica de Espacios Naturales, frente a la proliferación de pistas y roturaciones innecesarias o las propuestas de caza insostenible, para beneficio de su mantenimiento y de las gentes de pueblos como La Bastida, San Miguel de Robledo, Cilleros, Villanueva del Conde, Sequeros, Garcibüey, San Esteban de la Sierra o Linares de Riofrío.

“Volvemos a Quilamas a llamar otra vez la atención de la Consejería de Medio Ambiente para que deje de marear la perdiz con sus incumplimientos en la protección de la Naturaleza de esta provincia, porque el retraso acumulado de estos años en la declaración de nuestros ecosistemas y sus pueblos no ha traído más que el abandono de sus gentes y peligros innecesarios para sus tierras con incendios y pistas a mansalva”, subraya Carlos Lumbreras.

Recordemos el incendio de hace dos años, réplica de uno anterior. Transcurría junio cuando se originó un potente incendio en la Sierra de Las Quilamas, poniendo en alerta a las gentes de la zona. Para Ecologistas, “la Junta de Castilla y León no supo anticiparse a un peligro cantado porque parecía desconocer que existía esta sierra y las temperaturas rondaban más de 35º, sin ser capaces de movilizar los ínfimos medios con los iba a combatir los incendios forestales de la provincia”.

El resultado fue que se devastaron importantes zonas del paisaje mediterráneo y el peligro añadido de someter a un riesgo atroz a los pueblos, y a una de las mejores colonias de Buitre Negro de la península, al destruirse unas 7 plataformas donde anidan los pollos de una especie con dificultades por la falta de alimento en la sierra tras el abandono progresivo del pastoreo y del efecto por el llamado “mal de las vacas locas”, aspectos éstos que fueron motivo de reflexión “in situ” con Ecologistas.

Después, el pasado enero, las principales organizaciones ecologistas denunciaban la construcción de una pista forestal en la zona al volver a poner en peligro la colonia. “Lo esperpéntico en este caso, dice el portavoz ecologista, es a lo que tanto se empeña en acostumbrarnos la Junta: promovida por la Consejería de Medio Ambiente con el apoyo económico del Ministerio de Medio Ambiente, la pista se realizó sin evaluación de impacto ambiental en pleno corazón de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Quilamas para intentar llevar a cabo la restauración forestal de la zona quemada, saltándose la legislación ambiental, los pollos de Buitre Negro y el Área Crítica de Cigüeña Negra”. De no haber intervenido “con denuncias ante el Seprona y la fiscalía, la vocación forestal de tiempos pasados sería otra más de sus tropelías en nuestros espacios naturales pertenecientes a la Red Natura 2000, del tipo de las permitidas en La Covatilla o con el venenos de los topillos”, añade.

A lo largo del Pasea, los ecologistas mostraron también a los senderistas cómo en una zona tan sensible y de un potencial de desarrollo socioeconómico comparable al que están consiguiendo las gentes extremeñas de Monfragüe, lo razonable sería llevar a cabo una adecuada evaluación del impacto de las repercusiones de los incendios y el trazado de pistas forestales, la búsqueda de alternativas menos agresivas para la recuperación del medio, y la puesta en marcha de programas que garanticen la continuidad de la colonia de Buitre Negro, como la elaboración de un Plan de Recuperación para el mismo en Castilla y León, y el mantenimiento de las Áreas Críticas que establece el Plan de Recuperación de la Cigüeña Negra, al ser unos de los principales activos de esta ZEPA.

Recuerdan desde Ecologistas en Acción de Salamanca que “estas especies aparecen incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, dentro del Anexo I de la Directiva europea Aves, y que el conjunto pertenece a la Red Natura 2000 y, por tanto, la Directiva Hábitats exige una adecuada custodia y gestión de los valores que motivaron su designación, lo que puede a su vez constituirse en bandera excepcional de un ocio moderno y racional en alza”.

Para Carlos Lumbreras, “si la Consejera de Medio Ambiente, Mª Jesús Ruiz, quiere ser coherente con su discurso conservacionista, lo tiene muy fácil, pues los valles y las serranías de Las Quilamas y La Palla están esperando como agua en mayo una protección si tapujos que garantice los valores naturales, con la aprobación urgente del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del PARQUE NATURAL DE LAS QUILAMAS”. Que entreguen con el Parque a las gentes de esta comarca salmantina “los fondos públicos con los que incentiven el desarrollo de sus pueblos y de sus proyectos de futuro, como están haciendo otras pueblos de Salamanca en Batuecas y Arribes, y otras provincias de Castilla y León en el Duratón o Sanabria”.

Ecologistas en Acción de Salamanca agradece la confianza mostrada en este proyecto Pasea de sensibilización e invita a seguir su programación hasta junio de 2008, y en la próxima salida del domingo 16 de diciembre por las comarcas de Salamanca y Cáceres de la Sierra de Gata.

Salamanca: Pasea Robledilla-Gata




Visitantes conectados: 512