Nuevas construcciones ilegales en terrenos forestales protegidos

Parece que hay personas que no quieren entender las graves consecuencias de promover constructores ilegales; quizás porque esas graves consecuencias, que no se ven por ningún lado. Según la normativa urbanística la administraciones públicas, en este caso los Ayuntamientos, tienen la obligación de paralizar cualquier construcción ilegal y ordenar su demolición, imponiendo mensualmente multas coercitivas del 10% del valor de lo ilegalmente construido hasta que se proceda a su demolición.

Pues bien, a pesar de las manifestaciones de los máximos responsables municipales de que no se tolerarán más construcciones ilegales, éstas siguen proliferando por todo el término municipal. La última es un chalet en el Pinar del Obispo, suelo declarado en el actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como suelo no urbanizable de especial protección por su interés forestal. El PGMO prescribe (art. 12.4.49) que al estar esta parcelación poco consolidada “en un zona de elevado valor natural, se considera conveniente plantear una recuperación del medio natural original”.

Construcción ilegal - Pinar Obispo

El Plan determina que “Se procederá a la demolición del total de las edificaciones, cercas y vallados, y a la destrucción de viarios internos de la parcelación con el fin de regenerar el medio original”. Para ello era preceptivo la redacción y aprobación de un “Plan Especial de Regeneración del Medio Físico”.

Pues bien, el Ayuntamiento no ha redactado, ni tramitado ni aprobado dicho Plan Especial, ni ha iniciado expediente alguno de demolición de edificaciones, ni de destrucción de vallado y viarios. Muy al contrario, en las últimos años se han seguido construyendo chalets de lujo en este bosque protegido sin que la anterior corporación ni paralizara las obras, no las sancionara ni demoliera absolutamente nada.

En abril de 2005 Ecologistas en Acción denunció estos hechos al entonces alcalde Hernán Díaz, interponiendo “ACCION PUBLICA URBANISTICA para la protección de la legalidad urbanística por la ejecución de obras consistente en PARCELACIONES Y CONSTRUCCIONES que se han realizado en el paraje denominado PINAR DEL OBISPO”. Hasta le fecha, ni se nos contestó. Por ello, en octubre del año pasado incluimos estas parcelaciones y construcciones ilegales en la macrodenuncia que presentamos en la Fiscalía, que posteriormente la Fiscalía apoyó y la remitió al Juzgado nº 3 de El Puerto, que actualmente instruye diligencias por estos hechos, que están tipificados en el Código Penal como delito contra la ordenación del territorio.

Ecologistas en Acción exige la inmediata paralización de estas obras, la incoación de los correspondientes expedientes sancionadores y de protección de la legalidad que conlleve a la demolición de todos los chalets construidos en este bosque protegido. Así mismo, pondremos en conocimiento del Juzgado estos hechos para ampliar la denuncia contra los constructores ilegales y contra los responsables municipales que han amparado esta urbanización ilegal.




Visitantes conectados: 321