Denuncian captura ilegal de aves

Aunque la captura masiva y la posterior comercialización ilegal de miles de pajarillos para el consumo ha disminuido en los últimos años, aún se siguen capturando otros tantos para consumo propio y para su venta ilegal en un mercado de proximidad (familiares, vecinos, bares conocidos, etc.). Además, la frecuencia con la que se observa costillas en las orillas de los arroyuelos, parece confirmar un repunto en el uso de esta práctica ilegal.

Por estas fechas, entre los meses de octubre y diciembre, miles de pájaros que buscan refugio en los cálidos y hospitalarios montes mediterráneos, como es el caso de Sierra Morena, decenas de personas, las mayoría por diversión y para consumo propio, se lanzan en busca de los lugares más querenciosos de los petirrojos, diversas especies de currucas, etc., pertrechados de costillas o perchas metálicas para capturarlos ilegalmente. Las “costillas o perchas”, es un método de caza ilegal, sin embargo se sigue utilizando y comercializando con absoluta normalidad dentro de un segmento de la población. Las capturas van a parar principalmente al consumo propio, el consumo de proximidad, familiar, amigos, y a establecimientos públicos de confianza como recurso económico.

No resulta nada extraño localizar durante los próximos meses, en las zonas periféricas de Córdoba, especialmente en los numerosos arroyuelos que drenan a la vega de Córdoba, alrededor de las pedanías y las parcelaciones ilegales que salpican la totalidad de la Sierra de Córdoba, costillas con el cebo (hormigas aladas conocidas como “aluas”). De esta forma, dejan su vida, en las manchas de matorral mediterráneo, cientos de miles de pájaros insectívoros protegidos por la normativa ambiental en el ámbito comunitario, nacional y autonómico.

Ecologistas en Acción se va a dirigir al Delegado Provincial de la Consejería Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Córdoba para demandarle el aumento de los efectivos de Agentes de Medio Ambiente durantes los fines de semanas, días en los que se suelen concentran la mayoría de las salidas, además de la creación durante los tres próximos meses de un servicio específico para perseguir a los individuos que diezman, temporada tras temporada, las poblaciones de aves insectívoras.

Ecologistas en Acción también solicita la colaboración ciudadana. Si encuentran fortuitamente, en sus salidas de fin de semana costillas armadas y depositadas en el monte u otras áreas forestales, deben de ponerlo en conocimiento de los Agentes de Medio Ambiente de la Consejería de Medio Ambiente o del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil.




Visitantes conectados: 188